Un hombre de 27 años se encontraba en una encrucijada y tomó la decisión de pedir un consejo al periódico británico “The Sun”. El joven envió una carta en la que exponía el problema que enfrenta.

Comenzó relatando la relación que tiene con su novia, con quien decidió mantener una relación abierta, para saber si estaban hechos el uno para el otro. Esto debido a que discutían todo el tiempo.

foto de la hija

“La mamá de mi novia es una entrenadora fitness y toma clases en el mismo gimnasio al que voy. Luce como de 25 años. Ella decidió organizar una fiesta improvisada por su cumpleaños número 39 y me invitó”, narra el muchacho. Menciona que ese fin de semana, su novia estaba fuera de la ciudad. Agregó que “bebimos demasiado, todo el mundo estaba bailando y divirtiéndose. Estaba ebrio y mi suegra me dijo que me quedara en una habitación que estaba libre, en lugar de pedir un taxi”.

Al finalizar la fiesta, asegura que estaba limpiando la casa y cuando su suegra se acercó a darle un beso en la mejilla, como muestra de agradecimiento, él giró la cabeza y sus labios se encontraron. “Me sorprendió, pero se sintió bien. Nos besamos más y terminamos teniendo sexo en la cocina”, mencionó.

foto de la madre

La historia finaliza cuando confiesa que ambas están embarazadas.“Por el tiempo, sé que el de mi novia es mío y su mamá dice que ella no había tenido sexo con nadie en años”, concluye.