Elon Musk: Se necesitó a cien mil personas para poner en órbita a 2 astronautas

Elon Musk: Se necesitó a cien mil personas para poner en órbita a 2 astronautas

El 1 de junio se informó que la cápsula Dragón, impulsada por el cohete Falcon 9, se había acoplado exitosamente.

Elon Musk promesa Musk confesó que dudo en algún momento del éxito de la operación.
Jacqueline Alvarenga
  • Jacqueline Alvarenga | 04-06-2020.3:42 pm.

El multimillonario y dueño de SpaceX, Elon Musk, confesó que se necesitó a cien mil personas para poner en órbita a dos astronautas.

“Si pienso en el número total de personas involucradas en hacer que esta misión sea un éxito, probablemente llegue a cien mil”, dijo el multimillonario.

Elon Musk explicó que  a la cifra se suman los 8,000 empleados de su empresa, los voluntarios de la NASA y una gran variedad de contratistas.

“Así que me gustaría sólo expresar una palabra de aprecio y felicitaciones, de nuevo, a todos los involucrados en lograr que este lanzamiento haya sido un éxito”, agregó.

Las declaraciones del empresario se dieron en el marco del regreso del cohete Falcon 9 tras su lanzamiento el pasado fin de semana y que logró aterrizar exitosamente en un barco no tripulado de Space X.

El cohete que consta de seis motores tocó tierra firma tras cumplir su tarea de llevar al espacio a los astronautas, Bob Behnken y Doug Hurley.

El 1 de junio Elon Musk informó que la cápsula Dragón, impulsada por el cohete Falcon 9, se había acoplado exitosamente.

Una vez en el espacio, los astronautas realizarán experimentando, caminatas espaciales e instalarán baterías.

Ambos pasarán unos 110 días en el espacio, convirtiéndose así en los primeros humanos en llegar a la Estación Espacial Internacional (ISS) a bordo de un cohete de producción privada de la compañía de Elon Musk.

El empresario no pudo ocultar su emoción al ver el lanzamiento y el regreso del cohete tras 18 años de trabajo.

“He pasado 18 años trabajando en este objetivo, así que es difícil creer que haya sucedido”, destacó Musk.

La misión representa una nueva era de viajes comerciales al espacio y es el primero lanzado desde suelo estadounidense desde que la NASA retiró su programa de transbordadores espaciales hace casi 9 de años.

El proyecto ambicioso de Elon Musk inició en el 2002 con el objetivo de comercializar los vuelos a la Luna y a Marte.

El crecimiento de SpaceX hizo que la Nasa se asociada a sus proyectos, afianzándose esa unión con la misión Crew Dragon.

En mayo del 2019 la compañía desarrolló el lanzamiento de 60 satélites pequeños, el primer grupo de miles que el fundador Elon Musk planeaba colocar en órbita para cobertura global de internet.

SpaceX, con sede en California, puede usar los ingresos de Starlink para crear cohetes más avanzados y alcanzar su objetivo.