Autoridades penitenciarias de El Salvador informaron que mil reclusos de menor peligrosidad formaron parte de un programa de rehabilitación que tuvo como objetivo la limpieza de las playas.

“Se busca que estas acciones incentiven a la empresa privada, municipios, organismos no gubernamentales y ciudadanía en general para que se integren a esta campaña”, dijeron autoridades.

Las playas que fueron beneficiadas con el proyecto son San Marcelino, Costa del Sol y La Puntilla.

Informaron que la iniciativa continuará en otros sectores del país para impulsar la reinserción de los privados de libertad a la sociedad.