El régimen de Juan Orlando Hernández se apresta la tarde de este lunes a capturar al periodista David Romero, tras denunciar actos de corrupción y ser sentenciado a diez años de prisión por el delito de difamación en su grado de injuria.

“Vamos a vivir con mucha dignidad, a vivir una historia nueva… Vamos a esta batalla cueste lo que cueste”, señaló el comunicador con lágrimas rodando de sus mejillas.

Durante su mensaje, minutos antes de entregarse, envió un fuerte mensaje a los medios de comunicación y a sus colegas.

“No bajen la cabeza ante el dictado”, les dijo a los periodistas que se encontraban en las instalaciones de Radio Globo.

Al dirigirse a su esposa manifestó: “No deje caer la bandera, confío en usted; no como mi esposa, como la periodista valiente que he conocido, como la luchadora”. 

El comunicador reveló hace una semana que Hernández se agenció millones de lempiras por medio de organizaciones sin fines de lucro.