El Banco Central de Honduras (BCH) estima que al culminar el 2019 ingresará a la economía nacional 5,100 millones de dólares por concepto de remesas familiares de connacionales que viven en Estados Unidos y Europa.

La multimillonaria cifra se registrará a pesar de las fuertes medidas antiinmigrantes implementadas por el presidente Donald Trump.

El incremento de remesas concuerda con la masiva migración de hondureños en los últimos cinco meses y que también refleja la crisis humanitaria que se viven en el país centroamericano.

Proyecciones del BCH detallan que el crecimiento de remesas será de 6.5 por ciento, más de mil millones de dólares en relación al 2018.

Honduras, es el segundo país de la región con mayor ingresos de divisas por concepto de remesas.