El presidente Barack Obama dio su último discurso humorístico como presidente en la cena anual de la Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca en el que predijo el triunfo de Hilary Clinton en las próximas elecciones presidenciales de 2016 y lanzó diversas burlas contra el magnate republicano Donald Trump.

“El próximo año alguien más estará en este podium, y todos saben quién será ella”, dijo Obama durante al inicio de su monólogo, haciéndo alusión la única precandidata mujer, Hillary Clinton.
Periodistas, políticos y celebridade sacudieron este sábado a la gala, la última de Obama como presidente de Estados Unidos.

Su intervención comenzó con un video en el que hizo un recuento de los momentos más embarazosos registrados durante sus dos administraciones como presidente. En la imágenes aparecía Obama tirando objetos en medio de sus discursos o cometiendo equivocaciones en público como no poder deletrear una palabra.

Obama habló de algunos de los presentes en la cena como el precandidato demócrata Bernie Sanders, a quien saludó y luego hizo una broma referente a su recurrente tema de donaciones en las campañas.

Entre las personalidades que asistieron estuvo el secretario de Estado John Kerry, el precandidato presidencial demócrata Bernie Sanders y los hijos del magnate Donald Trump.

También celebridades como la modelo Kendall Jenner, el actor Morgan Freeman, Emma Watson y Adriana Lima.

“Saben que voy a hablar de Trump”

Una de las grandes expectativas de la noche fue la incógnita sobre si Obama haría comentarios humorísticos en alusión al magnate republicano Donald Trump.

El presidente dejó por un momento el tono bromista y pareció cortar su discurso alabando la existencia de una prensa libre, pero inmediatamente dijo: “Ustedes saben que estoy bromeando, ustedes saben que voy a hablar de Trump”.

Obama se refirió a él diciendo: “no quiero gastar demasiado tiempo con Donald. Siguiendo su ejemplo, quiero mostrar algo de contención”, dijo, en un dardo poco velado a la prensa estadounidense sobre la amplia cobertura mediática que se le da a Trump.

 

“¿Está en casa comiéndose un filete Trump y lanzando insultos en Twitter a Angela Merkel?”, se preguntó Obama entre risas sobre los arrebatos de furia del magnate en las redes sociales.

También se refirió a las críticas vertidas sobre el favorito aspirante a la candidatura republicana y su falta de experiencia en política internacional.

“Ha pasado años reuniéndose con líderes de todo el mundo: Miss Suecia, Miss Argentina”, sentenció Obama, sobre el concurso Miss Universo gestionado por Trump.

Durante su discurso también bromeó sobre su vida fuera de la Casa Blanca como “comandante del sofá” y habló de los ocho años que han pasado desde que comenzó su administración al lado de Michelle Obama, por quien aseguró no ha pasado el tiempo y no luce envejecida. Lo demostró publicando una serie de fotos.

“Acá está la cara más fresca del partido Demócrata”, dijo Obama al presentar al precandidato Bernie Sanders.

Acto seguido le “recriminó” que se estuviera distanciando de él. “Eso no se le hace a los camaradas”, un guiño a las ideas izquierdas de las que se ufana el aspirante a la nominación demócrata.

Obama también hablo de Ted Cruz y se burló de que el republicano pronunciara incorrectamente en días pasados el nombre inglés del aro de una cancha de baloncesto (el senador dijo “ring” en vez de “rim”)

En la administración de Obama, las cenas de corresponsables se han caracterizaron por su destacada participación como cómico.

El “baile de los estudiosos”-2
Se trata de uno de los eventos sociales más importantes en Washington que reúne a los más connotados periodistas de Washington junto a celebridades en una cena con el presidente y la primera dama.

Los invitados desfilan por una alfombra roja conocida como “nerd prom” (baile de graduación de los estudiosos).

Se ha convertido en un evento de máxima relevancia en la capital estadounidense, una ciudad que no suele ser propensa a las frivolidades de farándula.

Lo que solía ser un evento en el que periodistas, editores y directivos corporativos podían compartir con altos funcionarios del gobierno, se ha transformado en un espectáculo lleno de celebridades.

La cena pretende acercar con humor las labores de los periodistas que cubren la información del presidente y los funcionarios de la Administración de EEUU.

Fuente: Univisión