El Papa Francisco, máxima autoridad de la Iglesia Católica, donó 500 mil dólares para que asistir a los migrantes que se encuentran bloqueados en el país, ante las políticas migratorias de los Estados Unidos (EEUU).

Los fondos son parte de la petición que hizo la iglesia mexicana para seguir sosteniendo a los inmigrantes que huyen de sus países.

Honduras, es el segundo país con mayor migración en la región; superado solo por Guatemala.

Miles de hondureños se han unido a masivas caravanas convocadas en las redes sociales, rumbo a los Estados Unidos.

Los inmigrantes han manifestado que salen de sus naciones por la inseguridad y pobreza.