Vaticano.- El Papa Francisco aprobó este jueves una nueva ley  que obliga a todos los sacerdotes, obispos, monjas  y religiosos a denunciar los casos de encubrimiento, abuso sexual a menores y adultos.

El nuevo decreto debe aplicarse a partir del 1 junio con el objetivo de  implementar el sistema de denuncias accesible y que proporcione protección a cualquier persona que quiera realizar una denuncia.

La ley , titulada ‘Vosotros sois la luz del mundo’ (‘Vos estis lux mundi’), obliga a 1.300 millones de bautizados a informar a las a autoridades eclesiásticos todos los casos de abuso sexuales.

El documento fue aprobada bajo una promesa articulado por el pontífice,  luego de la histórica cumbre, que se celebró el pasado febrero con los representantes de todas las Conferencia Episcopales.