El insólito caso de un hondureño que fue capturado por tres cargas de leña

Byron Mejía, un joven oriundo de Gracias, Lempira, Honduras compartió la insólita historia de la que fue víctima cuando fue detenido por elementos de la policía y la policía militar por llevar 3 cargas de leña.

El relata la historia y los malos momentos que los policías intentaron hacerle pasar, pero el siempre mantuvo su frente en alto y nos cuenta la historia:

“El 21 de febrero de 2017 fui arrestado por un operativo montado, entre elementos de la policía y policía militar aduciendo que cometía el delito de tráfico ilegal de subproducto forestal.. En tal operativo encontraron tres cargas de leña, querían encontrar más cosas, drogas, armas, que se yo.. buscaron y buscaron sin tener éxito.. Mientras charlaba con ellos, sin miedo alguno, ya que no estaba cometiendo delito alguno, por ser común que la gente lleve sus cargas de leña para su casa, espere que me dieran una respuesta..

Llamaron directamente a la fiscal “en turno” para reportar que realmente solo eran tres cargas que no había sentido alguno del operativo.. La fiscal ordenó que me detuvieran porque era orden de “ARRIBA”. Entendí y pude imaginar.. Pues les dije que me llevarán, y mientras conducía el carro a la estación de policía, el militar que me custodiaba me dijo apenado – “compa, yo a usted lo conozco, sé bien quién es, y realmente no hay delito, disculpe, estos son unos basuras, no tienen razón de detenerlo pero es que la orden viene de ARRIBA, con los verdaderos delincuentes no lo hacen” – nuevamente esa palabra..

Debido a mi posición política lo entendía.. Ya hace un tiempo atrás, venía mirando algunas cosas anormales que me estaban sucediendo.. Como el robo a mi estudio, en el que la reacción de la policía fue obvia, que no quiso ni llegar a pesar de haber puesto la denuncia.. Perdí en valores mucho dinero.. Además, amenazas verbales de fanáticos políticos que buscaban la manera de desprestigiar buscando cualquier medio..

Al llegar a la estación de policía me esperaban como quien espera hambriento lo que cazan.. Me volví trofeo de su cacería, todos se querían tomar fotos conmigo mientras reían.. Y pensé, esto está bien planificado, y pregunte – ¿porque tantas fotos? ¿Acaso esto es un cumpleaños?..- Rieron nuevamente y me golpearon en la espalda.. gritándome pasa a la bartolina.. Me encerraron en una bartolina.

Inmediatamente pedí que me dejaran hacer una llamada a mi abogado para que supiera de mi situación… antes de encerrarme hicieron esta sesión de fotos (las que hoy circulan en este perfil falso)… Pase esa noche en la bartolina pensando, que sucedería el día de mañana, mientras caminaba de pared a pared, tratando de huir de los olores fétidos a excremento y orina.. mientras amanecía, en la mañana mi abogado hizo todas las diligencia para aclarar la situación y que me absolvieran de tal delito ya que no había razón alguna para que me tratasen como delincuente..

Al pasar la mañana me retiraron los cargos pero seguía preso.. llegó el mediodía y se escuchó la voz para que me llevaran a la fiscalía para firmar mi salida, mi abogado esperaba fuera para llevarme, salí de la bartolina y me pusieron las chachas.. el abogado exclamó que “no era necesario, que no era ninguna persona peligrosa para llevarlo así”… el jefe en turno gritó, “llevalo así enchachado y que vaya caminando”.. pese a la insistencia del abogado que me podía llevar en su carro, no lo permitieron…tenía que ir caminando para exhibirme públicamente.. entonces, salí caminando custodiado por dos agentes de la DPI pero con la frente en alto, sin temor a las miradas de las personas que transitaban por la calles. Llegamos a la fiscalía y firme mi salida. Ya arreglada y autorizada mi salida, el oficial quien me custodiaba me dijo “ahora tienes que caminar por este otro lado”, me llevaron por la calle que conduce al parque central.. se repetía en mi cabeza lo que me imaginaba, que todo esto estaba planificado y autorizado de allá ARRIBA.. pensaba y me preguntaba, cuánto tiempo tenían de estar observando lo que hacía, para donde salía, con quien hablo, etc… camine sin miedo o vergüenza alguna a pesar de las miradas de quienes me conocen y saben de mi actuar en la ciudad…

Perfil falso que sube las fotos del joven Byron Mejía

Llegamos a la estación de policía y nuevamente me encerraron sin darnos respuesta de mi salida, querían algo mas, lograr alguno de sus objetivos quizá. Atardeció y por fin permitieron que saliera, con la presencia de la cara desencajada de algunos de los policías que me arrestaron, viendo que no habían logrado su objetivo de culparme de tráfico ilegal.. Salí dejando atrás todo este episodio y me dirigí a mi casa, con la incomoda sensación de como opera la justicia en este país y recordando lo vulnerable que es pensar diferente en este pueblo. Pase cinco días tratando de superar este episodio y me envían a mi teléfono estas fotos que hoy circulan en la red, comentándome que estaban circulando dentro de varias personas del gobierno en turno a manera de trofeo de cacería con el afán de desprestigiarme. Nuevamente se evidencia, las intenciones que tenían y lo planificado que había sido el operativo solo para detenerme e inculparme.

Hoy 8 de diciembre después de casi dos años intentan nuevamente querer verme como un delincuente, usando un perfil falso en esta red para publicarlas (aclaro, que estas fotos nunca fueron de uso público, ni para los medios de comunicación. Solamente para levantar mi perfil y jugarme una guerra de intimidación).. La situación en este país es agobiante, pasamos por una crisis permanente de persecución, intimidación en el día a día.. vivir en Gracias se vuelve complicado, pero seguiré desde mi trinchera, luchando por un país más justo. Se de mi buen actuar y quienes me conocen saben de mi compromiso por esta ciudad.”