El gobierno británico declaró que no devolverá a Grecia los mármoles del Partenón

El gobierno británico declaró que no devolverá a Grecia los mármoles del Partenón

En los últimos años ha aumentado la presión para que los museos occidentales restituyan a sus países de origen las obras de arte.

El gobierno británico declaró que no devolverá a Grecia los mármoles del Partenón Fotografía cortesía. / Facilitada por terceros.
  • notibomba | 12-01-2023.9:05 am.

El Reino Unido declaró que el gobierno no devolverá a Grecia los mármoles del Partenón, negando que el Museo Británico de Londres, donde están expuestos, está ultimando un acuerdo británico con las autoridades de Atenas.

Las esculturas, también conocidas como Mármoles de Elgin, fueron tomadas del templo del Partenón en la Acrópolis de Atenas a principios del siglo XIX por el diplomático británico Thomas Bruce, conde de Elgin.

No obstante, la ministra británica de Cultura, Michele Donelan declaró a la BBC: “ He sido muy claro al respecto, no creo que los mármoles deban volver a Grecia. No debemos devolverlos, y de hecho pertenecen al Reino Unido, donde nos hemos ocupado de ellos durante mucho tiempo”.

Asimismo, afirmó que “un acuerdo supuestamente negociado por el presidente del Museo Británico, George Osborne, no se refería al regreso permanente a Grecia de las esculturas antiguas” y que, según varios informes, se han estado llevando a cabo conversaciones secretas entre Osborne y el primer ministro griego Kyriakos Mitsotakis durante un año.

Dicho acuerdo, podría hacer que las antigüedades de 2.500 años sean devueltas “más temprano que tarde”, señaló el periódico Daily Telegraph.

Sin embargo, las autoridades británicas afirman que las esculturas fueron “adquiridas legalmente” en 1802 por el británico Lord Elgin, quien las convenció a la célebre institución londinense. Por otra parte, Grecia alega que fueron “saqueadas” mientras el país estaba bajo ocupación otomana.

En los últimos años ha  aumentado la presión para que los museos occidentales restituyan a sus países de origen las obras de arte.

No obstante, el regreso de estas esculturas sigue siendo un tema muy delicado, ya que la vasta colección del Museo Británico incluye muchos artículos que ahora otros países consideran botín de los constructores del Imperio Británico y el gobierno desconfía de sentarse sin precedentes.