El evento de despedida ‘sin precedentes’ que planea Trump la mañana de la toma de posesión

El evento de despedida ‘sin precedentes’ que planea Trump la mañana de la toma de posesión

Según se informó, el gobernante viajará a Florida antes que su contrincante asuma la presidencia de la nación norteamericana.

Evento sin precedentes Fotografía de archivo y cortesía. / vía Getty Images. / Créditos: EFE.
Jacqueline Alvarenga
  • Jacqueline Alvarenga | 18-01-2021.5:16 pm.

El gobernante saliente, Donald Trump, planea un evento de despedida militar ‘sin precedentes’ la mañana del miércoles que Joe Biden tomará posesión de su cargo presidencial.

Según se informó, el gobernante viajará a Florida antes que su contrincante asuma la presidencia de la nación norteamericana y después de cumplir con su deseo de hacer una salida triunfante.

De acuerdo con investigaciones de The Daily Wire, el mandatario estadounidense busca salir con estilo tras perder las elecciones del 3 de noviembre del 2020.

‘Está planeando un evento de despedida sin precedentes en la Base Conjunta Andrews’, cita el informe publicado por el medio de comunicación.

Detalla que el evento estará enfocado en las grandes recepciones  durante su visita la extranjero. ‘Con alfombra roja, escolta, banda militar e incluso un saludo de 21 armas’.

Posteriormente, Trump abandonara Washington en el avión presidencia ‘Air Force One’, rumbo a Palm Beach, Florida.

Según con una fuente anónima que está a cargo de la organización del evento ‘sin precedentes’, el presidente saliente no está a gusto con la idea de abandonar la capital de EEUU en un avión que no sea el presidencial.

“Tampoco le gustó particularmente la idea de solicitar el uso del avión a Joe Biden’, agregó al respecto la fuente anónima.

Para el domingo detalles del evento no se habían dado a conocer, pero sí se tenía claro el deseo del gobernante de un evento ‘sin precedentes’ al estilo militar.

Trump, expresó abiertamente que no asistirá a la inauguración presidencial de Joe Biden, convirtiéndose en el cuarto mandatario en romper la tradición. Desde hace 152 años, ningún mandatario se había negado a participar en la toma de posesión.

La polémica presidencia del gobernante concluyó con en un intento de juicio político tras un asalto al Capitolio que dejó cuatro muertos.