El Banco Mundial (BM) aprobó un préstamo de 30 millones de dólares para la ejecución del programa Vida Mejor, entregando al régimen más fondos y endeudando al país.

“El proyecto apunta a unificar las estructuras operativas del bono urbano y rural, para mejorar la calidad de la atención a las familias y la transparencia del programa”, detalló la titular de la Secretaría de Finanzas, Rocío Tábora. 

De acuerdo con el régimen, los millonarios fondos se invertirán en la entrega de “ayudas” a 40 millones de hogares en zonas urbanas y más de 200 millones de familias en zonas rurales.

Estado de Honduras  tiene un periodo de 30 años y 5 años de gracia para cancelar la millonaria deuda. 

Hace unas semanas Mauricio Díaz, representante del FOSDEH, manifestó que el gobierno del Partido Nacional está tapando su excesivo gasto con programas sociales.