El análisis que desnuda el entreguismo y fracasos de la dictadura en Honduras

El análisis que desnuda el entreguismo y fracasos de la dictadura en Honduras

Manuel Zelaya Rosales dio a conocer a la opinión publica un análisis de la realidad que vive Honduras.

Avatar
  • notibomba | 05-01-2020.11:36 pm.

El expresidente de Honduras, y coordinador del Partido Libertad y Refundación (LIBRE),  Manuel Zelaya Rosales, dio a conocer a la opinión publica un análisis de la realidad que vive Honduras en donde desnuda las políticas fracasadas y el entreguismo en los últimos diez años de la dictadura nacionalista que ha sumergido al país en una de las crisis mas profundas en su historia.

De igual manera, Zelaya Rosales plantea la agenda a seguir de la oposición de cara al nuevo escenario político y social que vive el país.

Puntos claves:

  • En esta década 2009-2019, el Estado ha sido totalmente sometido y plegado a los intereses geopolíticos de los Estados Unidos y del capital transnacional. El entreguismo de Juan Orlando y el sometimiento, está retratado en la conspiración transnacional de políticos, militares, empresarios, diplomáticos y religiosos, que rompieron el orden democrático y constitucional, sin importar el sacrificio, persecución y asesinatos contra el pueblo.
  • En Honduras, el poder se concentra en una sola persona que confronta al pueblo como si fuera su enemigo, y criminaliza la protesta para imponer un pensamiento único en favor y protección de los intereses del capital, sin importar los derechos humanos, por lo que su caracterización política es propia de un Estado absolutista y dictatorial.
  • La política de seguridad es un fracaso y funciona bajo la orientación del Comando Sur y con la vil complicidad de grupos de sociedad civil y cúpulas religiosas corruptas a quienes no les importa la siniestra “estrategia de limpieza de clase”, a todas luces deliberada y solo posible bajo la égida terrorista de fuerzas extrajeras en un territorio ocupado.
  • La corrupción es del Sistema, cuando sólo se combate la corrupción de personas se oculta la del sistema. El sistema capitalista no puede sostenerse sin que medie la corrupción que se mueve a sus anchas y cada día crece, en el sector privado y público. No se conoce el manejo de los fondos de la dictadura con el tazón de seguridad; las cuentas reales de la Presidencia y demás poderes del Estado
  • El Presupuesto deshumanizado para el 2020 es promotor del militarismo. No refleja la crítica situación del entorno nacional, marcado por la extrema pobreza y desigualdad, la alarmante crisis migratoria, la impagable deuda pública, los elevados precios de los productos y de los servicios públicos como el agua, la luz eléctrica, la salud y la educación, encarecidos como resultado de las privatizaciones. La economía está semi paralizada e impotente, por la cantidad de cargas tributarias y costos financieros, y por las variaciones de los mercados internacionales.
  • Nuestros bosques, cuyos límites permisibles de corte fueron aumentados ilegalmente y sin ninguna justificación, por el Instituto de Conservación Forestal,  están sometidos al saqueo y depredación; las cuencas hidrográficas han sido devastadas, mientras se continúa otorgando permisos para las dragas que están destruyendo el lecho de los ríos y las fuentes de agua; y persisten las concesiones y  explotación a cielo abierto, intensificando el daño al medio ambiente y a la vida de la gente.
  • En una década la deuda ha sido cuadruplicada y de acuerdo con la información oficial ronda los 12 mil millones de dólares.
  • 6 de cada 10 hondureños están abiertamente desempleados o con subempleos; 6 de cada 10 hondureños viven en la pobreza y 4 de cada 10 en la extrema pobreza. El costo de la vida es insoportable e inhumano para los pobres que son la mayoría. La inflación según cifras oficiales es poco creíble si analizamos el Índice de Precios al Consumidor que revela aumentos incontrolables de los alimentos y altos precios de los servicios públicos como energía eléctrica, educación, salud y transporte.
  • La devaluación de la moneda está deteriorando las condiciones de vida de la mayoría y está siendo utilizada por el régimen como una medida política, como parte de los beneficios a las trasnacionales que exige el FMI, sin importar que encarece el acceso a energía, transporte, alimentación, medicinas e internet, y, sobre todo, eleva el costo de los insumos para los productores, así como los alquileres de viviendas que hoy exceden por mucho la realidad del mercado.
  • Honduras se encuentra en una situación que la CEPAL define como la más pobre de todo el continente y no debemos dudar ni por un segundo que, mientras se siga por la misma senda económica, anti democrática y entreguista, la situación solo se inclinará a ser cada día más dramática.
  • El Partido Libre está comprometido con la dignificación de la política con ética, con la movilización permanente hasta realizar el paro nacional y con elecciones limpias. Integramos los organismos electorales después de diez años de un proceso de lucha histórica, con la finalidad de evitar que nunca más se altere con fraudes o trampas, la voluntad popular, valor esencial de nuestra civilización por el que estamos dispuestos a morir.
  • La militancia de LIBRE, está intensificando su organización, movilización y estrategia de lucha hasta concretar el paro nacional y elecciones limpias. Es el momento de poner en práctica las lecciones aprendidas de las experiencias electorales de 2013 y 2017 cuando construimos exitosas alianzas sociales y políticas contra la dictadura y en forma clara ganamos las elecciones, como bien lo sabe el pueblo, pero se robaron el poder, lo que nunca  más debe ocurrir porque estamos preparados para evitarlo.
  • El Partido Libre propone la Unidad de los diferentes sectores económicos, sociales, políticos y religiosos, mediante la construcción de un Gran Acuerdo Nacional, que fije las bases, la estrategia y las prioridades de corto, mediano y largo plazo para la transformación democrática de Honduras, así como, la organización de un Frente Amplio que derrote la dictadura y cambie este sistema dominante y excluyente.

Comunicado integro del Partido Libre:

EL ABSOLUTISMO EN HONDURAS, reflejado en el  presupuesto 2020

En Honduras se ha implantado un sistema absolutista que niega al pueblo su derecho a la reconstrucción democrática arrastrándolo a la destrucción

La dictadura en Honduras se auto aprobó el Presupuesto 2020 por más de 280 mil millones de lempiras, quebrantando normas establecidas en la Constitución. La Bancada del Partido Libre votó en contra.

La situación de nuestro país reflejada en el Presupuesto es más grave de lo que hemos venido advirtiendo. El nivel de gravedad se muestra en todos los indicadores del modelo neoliberal, en el dolor de los migrantes y en el sufrimiento de millones de hondureñas y hondureños, abatidos por la pobreza y la criminalidad, en que nos han sumido las fuerzas más serviles e infames que ha conocido la historia de nuestro país.

Libre es un Partido Político surgido de las entrañas del pueblo en resistencia frente al oprobioso crimen del golpe de Estado militar, estamos comprometidos con la lucha por la liberación nacional y no descansaremos hasta lograrlo. Nuestro proyecto democrático está trazado desde la profunda visión de los excluidos del modelo económico impuesto por la dictadura.

Diez años de dictadura entreguista

En esta década 2009-2019, el Estado ha sido totalmente sometido y plegado a los intereses geopolíticos de los Estados Unidos y del capital transnacional. El entreguismo de Juan Orlando y el sometimiento, está retratado en la conspiración transnacional de políticos, militares, empresarios, diplomáticos y religiosos, que rompieron el orden democrático y constitucional, sin importar el sacrificio, persecución y asesinatos contra el pueblo.

Derogaron en forma inmediata la Ley de Participación Ciudadana, que fue la base legal del proyecto de la cuarta urna, primera consulta popular de la historia, perseguida y destruida por los militares. Extinguieron el tratado solidario del ALBA y los beneficios de la iniciativa de Petrocaribe.

En estos diez años revirtieron todo el avance institucional alcanzado para el fortalecimiento del poder civil, al violar la Constitución y hacer retroceder las Fuerzas Armadas, a su viejo y funesto rol de órgano represor del pueblo y defensor de los privilegios de las élites.

Continúan impunes: los crímenes de jóvenes para ocultar el fraude de 2017, la reelección ilegal del actual jefe del régimen y el infame Golpe de Estado militar del 28 de junio de 2009, que marcarán para siempre esta década de ignominia y represión.

El ex jefe del Estado Mayor Conjunto ha dicho, que, si los militares tomaran el poder, se quedarían treinta años. Esta declaración pública, es una afrenta y una amenaza que la sociedad entera rechaza y condena.                  

Absolutismo:  Justicia y Seguridad

En Honduras, el poder se concentra en una sola persona que confronta al pueblo como si fuera su enemigo, y criminaliza la protesta para imponer un pensamiento único en favor y protección de los intereses del capital, sin importar los derechos humanos, por lo que su caracterización política es propia de un Estado absolutista y dictatorial.

En una década se ha desnaturalizado y destruido el Estado de Derecho a través del manoseo a la Constitución, con reformas que derogan leyes garantes de derechos individuales y sociales; y la creación de leyes anti democráticas orientadas a concentrar el poder para facilitar el espionaje, la persecución y los encarcelamientos como regla. Se perdió por completo la separación de poderes, las fuerzas militares y policiales, operan junto a fiscales y jueces, criminalizando y entablando juicios sumarios a selección del Consejo de Seguridad y Defensa que dirige Juan Orlando a su conveniencia.

El Derecho se ha invertido para imponer un violatorio ordenamiento “legal” que defiende a la dictadura y al capital, dando paso al totalitarismo. A lo anterior se suma el Lawfare (guerra judicial con fines políticos), como método no convencional de batalla y persecución política, para eliminar, dividir o deslegitimar a los adversarios.

El ciclo para imponer el pensamiento único se complementa a través de las corporaciones mediáticas, creando falsas apreciaciones sobre la realidad, ahora con gran velocidad y capacidad, mediante las fake news (noticias falsas), con los troll robotizados, los bot automatizados y los chat-bot en las redes.

La justicia es una caricatura, cuando los criminales prefieren ser juzgados y condenados a cadena perpetua en un país extraño, mientras la sociedad es testigo inerme y aterrada de las masacres de jóvenes o de familias enteras, que este año alcanzaron un récord histórico. El asesinato de la líder social Berta Cáceres es uno de los hechos más visibles del accionar de los escuadrones de la muerte y para militares, así como el primer caso de asesinato extrajudicial en el marco del golpe, que ha sido admitido ya por la Corte Interamericana de Derechos Humanos con sede en Costa Rica.

La política de seguridad es un fracaso y funciona bajo la orientación del Comando Sur y con la vil complicidad de grupos de sociedad civil y cúpulas religiosas corruptas a quienes no les importa la siniestra “estrategia de limpieza de clase”, a todas luces deliberada y solo posible bajo la égida terrorista de fuerzas extrajeras en un territorio ocupado. El nivel de penetración de paramilitares entrenados y escuadrones de la muerte, está precedido por un rastro trágico de sangre inocente.

Los capos del crimen organizado ante el inminente peligro de ser asesinados sumariamente, como ha ocurrido en cárceles de presunta alta seguridad, prefieren entregarse a los Estados Unidos. El caos de la inseguridad también está en el régimen penitenciario, que alberga escuadrones de la muerte responsables de actos paramilitares dentro y fuera del recinto.

La impunidad es un asunto de supervivencia para la dictadura y es por ello que no puede combatir el crimen de narcotráfico y la corrupción. Debemos estar convencidos que la justicia selectiva y la impunidad continuarán, en tanto el sistema esté al servicio de quien dirige el Estado y cooptado por el crimen organizado y el narcotráfico.

La corrupción es del Sistema

 Cuando sólo se combate la corrupción de personas se oculta la del sistema

El sistema capitalista no puede sostenerse sin que medie la corrupción que se mueve a sus anchas y cada día crece, en el sector privado y público. No se conoce el manejo de los fondos de la dictadura con el tazón de seguridad; las cuentas reales de la Presidencia y demás poderes del Estado, de la OABI; de las ONGs del Programa Vida Mejor; los fideicomisos y los inmensos negocios con el sector financiero y concesionario. El “estado de derecho” está organizado en favor del sistema para camuflar la corrupción con pactos de impunidad y ley de secretos.

El saqueo al  Seguro Social y los fondos del caso Pandora entre otros, son muestra de un Estado enfermo, que según declaraciones de involucrados e investigaciones calificadas, en la forma que se impone, ha perdido su razón de ser.

La continuidad del Convenio original de la MACCIH representaba una remota posibilidad de conocer la verdad sobre grandes casos de corrupción del Estado, que han permitido a quiénes ostentan el poder, permanecer impunes. Los resultados de la MACCIH-UFECIC, aunque limitados, han servido para evidenciar gran parte de la clase política y empresarios, que se encuentran bajo sospecha por sus actos dolosos. La mayoría de “nuevos ricos” no podrían explicar de ninguna forma racional las enormes fortunas y privilegios de los que hoy gozan.

Presupuesto Deshumanizado y militarista

El Presupuesto deshumanizado para el 2020 es promotor del militarismo. No refleja la crítica situación del entorno nacional, marcado por la extrema pobreza y desigualdad, la alarmante crisis migratoria, la impagable deuda pública, los elevados precios de los productos y de los servicios públicos como el agua, la luz eléctrica, la salud y la educación, encarecidos como resultado de las privatizaciones. La economía está semi paralizada e impotente, por la cantidad de cargas tributarias y costos financieros, y por las variaciones de los mercados internacionales.

Los sectores sociales y la inversión pública han sido sacrificados a cambio de reflejar equilibrio de las cifras fiscales. El aumento del presupuesto a los sectores de defensa y seguridad se ha hecho en detrimento de la educación y la salud. Se ha llegado al absurdo de anunciar una transferencia de cuatro mil millones de lempiras a las Fuerzas Armadas como una señal inequívoca del grado de poder militar rebasado.

Se continúa con la práctica de proyectar bajos ingresos tributarios para después tener una total discrecionalidad en la asignación de recursos para gasto público, provenientes de los “ingresos adicionales que se recauden” y que no están sujetos a asignaciones presupuestarias aprobadas por el Congreso, lo cual constituye un perverso y consciente fraude de ley, y una posible fuente de saqueo y corrupción.

El presupuesto aprobado para el año 2020 no incluye las demandas de inversión en el sector productivo-agropecuario, que podía permitir  una mejora de las condiciones de vida y el empuje del crecimiento económico, menos aún se incluyen prioridades humanas como la falta de agua en las áreas urbanas y graves problemas ambientales como la sequía en el área rural.

Depredación de los bosques y las cuencas productoras de agua

Nuestros bosques, cuyos límites permisibles de corte fueron aumentados ilegalmente y sin ninguna justificación, por el Instituto de Conservación Forestal,  están sometidos al saqueo y depredación; las cuencas hidrográficas han sido devastadas, mientras se continúa otorgando permisos para las dragas que están destruyendo el lecho de los ríos y las fuentes de agua; y persisten las concesiones y  explotación a cielo abierto, intensificando el daño al medio ambiente y a la vida de la gente.

Desangramiento por pago de deuda e intereses

El desangramiento provocado por la deuda pública afectará a 5 generaciones y solo en 2020 nos obliga a pagar 42 mil millones de intereses y capital al sector financiero. El despilfarro y la ineficiencia de la dictadura, es financiada por los bancos, con el aval del Fondo Monetario Internacional a costa del empobrecimiento del pueblo. Cada vez que el régimen nos anuncia un acuerdo con el FMI, solo debemos esperar cosas más terribles para nuestras familias, nuestros vecindarios y nuestras vidas.

La deuda pública decretada en el presupuesto 2020, es la mayor partida presupuestaria de la historia. Comprar armas o financiar con préstamos un centro gubernamental sin planificación urbanística, y a las ONGs de la corrupción, desconociendo la escasez de medicinas, pupitres, textos, médicos y maestros, es un crimen recurrente en esta dictadura.

Los datos de la CEPAL nos revelan, que en 2009 la deuda ascendía a menos de 3 mil millones de dólares. En una década la deuda ha sido cuadruplicada y de acuerdo con la información oficial ronda los 12 mil millones de dólares, sin considerar el endeudamiento aprobado para el 2020, que según el Foro Social para la Deuda Externa, Fosdeh, es mucho mayor una vez que se incluyan las sumas por deuda flotante no reportada. Para tener una idea comparativa, con los 42 mil millones destinados a pago de intereses y capital aprobados para el 2020, podríamos duplicar el presupuesto asignado a salud y educación.

Del sector energía se desprende otra deuda onerosa de decenas  de  millones impagables según el COHEP, hecho que seguramente servirá como justificación para profundizar la “reestructuración” del sector, con lo cual vendrán nuevas privatizaciones y cargas más pesadas, directas e indirectas, para el pueblo hondureño.

Este mes grupos de empresarios han advertido sobre fuertes racionamientos de energía y agua potable, mientras las tarifas siguen subiendo, principalmente porque el sector energético ha dejado de ser parte de la seguridad de la Nación para convertirse en un negocio de unos pocos, que, coincidencia o no, son los mismos que se lucran de toda la actividad económica del país, por obra y gracia del compadrazgo político y la especulación financiera.

Inversión Nacional Deprimida y Estancada

Al país no están llegando nuevas empresas para crear empleos, transferir tecnología y aumentar el crecimiento

Finalizamos el 2019 con un crecimiento económico pírrico de entre 2.8% y 3.0%. Las mismas autoridades de facto reconocen que la inversión extranjera se redujo en más del 40% durante el primer semestre. La inversión nacional está deprimida y estancada. Alrededor del 65% de la inversión extranjera es reinversión de utilidades.

Las reservas internacionales crecen por los ingresos de los dólares que nos presta la banca internacional y fundamentalmente a costa de los emigrantes, perseguidos por el señor Donal Trump, con la complicidad y silencio del régimen de Juan Orlando, que cuando cancelaron el TPS se agazapó a favor de sus políticas racistas.

Por las pésimas calificaciones en diferentes índices que miden la eficiencia, la transparencia y la corrupción, la dictadura no ha podido acceder ni siquiera a la cuenta del milenio y cada año de esta década, para vergüenza, ha sido aplazada. A la reprobación se suman las graves acusaciones por narcotráfico que han dado lugar a que se nos califique como un narco-estado.

Cifras que Aterran

La realidad demuestra que 6 de cada 10 hondureños están abiertamente desempleados o con subempleos; 6 de cada 10 hondureños viven en la pobreza y 4 de cada 10 en la extrema pobreza. El costo de la vida es insoportable e inhumano para los pobres que son la mayoría. La inflación según cifras oficiales es poco creíble si analizamos el Índice de Precios al Consumidor que revela aumentos incontrolables de los alimentos y altos precios de los servicios públicos como energía eléctrica, educación, salud y transporte.

El Patrimonio Nacional y el fracaso de Coalianza

La actual política económica en Honduras está marcada por el ineficiente y corroído mal manejo del patrimonio nacional. COALIANZA fue uno de los esquemas diseñados para la entrega y concesionamiento de los bienes nacionales propiedad de todos, mediante contratos amañados en favor de los amigos del régimen y bajo condiciones lesivas. Ahora será la responsable de todos los desmanes cometidos por lo que es obligada la investigación y auditoría.

La compañía que recibió la concesión del corredor turístico del sector La Barca-Progreso se apresta a demandar al Estado por falta de cumplimiento, y, Energía Honduras que tiene una concesión en la distribución eléctrica, ha sido incapaz de reducir las pérdidas y anuncian la cancelación de su contrato.

La concesión del aeropuerto de Palmerola también ha estado sujeta a varios incrementos injustificados e irregularidades denunciados. Después de firmar el contrato se solicitó exoneración de impuestos, cuando esto debió haber sido discutido en el contrato original; se han aprobado dos aumentos del presupuesto que el Estado deberá financiar, con lo cual ahora el gobierno de Honduras está pagando alrededor del 60% del costo total de la obra; y finalmente al concesionario se le extendió la duración del contrato de 30 a 35 años. Estamos ante la tragicomedia colonizada del uso de bienes públicos.

Sociedad llena de deudas una especie de esclavitud Moderna

La Central de Riesgo está siendo utilizada como un ente de persecución al calificar a las Personas como Políticamente Expuestas (PEP), lo cual es utilizado por la banca privada y el sector comercial para negar toda posibilidad de acceso a sus servicios.

Las leyes para alivio de las deudas que anuncia el régimen, son sólo un instrumento para el reciclaje que arrastrará a la sociedad a una especie de esclavitud moderna, donde las personas deudoras vivirán perpetuamente al asecho de los cobradores de los buitres financieros y en la angustia que produce ser un deudor.

Devaluación: exigencia del FMI para beneficiar transnacionales

El lempira perdió hasta un 30% de su valor frente al dólar

La devaluación de la moneda está deteriorando las condiciones de vida de la mayoría y está siendo utilizada por el régimen como una medida política, como parte de los beneficios a las trasnacionales que exige el FMI, sin importar que encarece el acceso a energía, transporte, alimentación, medicinas e internet, y, sobre todo, eleva el costo de los insumos para los productores, así como los alquileres de viviendas que hoy exceden por mucho la realidad del mercado.

La supuesta libertad de mercados de la que hablan los economistas Neo liberales del régimen, no es más que la libertad de los pocos que tienen capital para volver miserables a las grandes mayorías.

Las Exoneraciones

En 2018 y 2019 se han incrementado las exoneraciones que benefician principalmente a grandes empresarios con la promesa repetida de crear miles de empleos, lo que no se concretiza más que en ínfimas cantidades. Lo injusto de estos incentivos radica en que, mientras los costos para sostener el Estado cargan a las mayorías a través del pago de impuestos, los beneficios de la acción del Estado son para la élite económica y los amigos del Presidente.

La Comisión Económica para América Latina CEPAL, reconoce que el neoliberalismo es un modelo fallido en la región, pero los buitres financieros nos siguen imponiendo la soga que nos asfixia día a día.

Honduras se encuentra en una situación que la CEPAL define como la más pobre de todo el continente y no debemos dudar ni por un segundo que, mientras se siga por la misma senda económica, anti democrática y entreguista, la situación solo se inclinará a ser cada día más dramática.

La Refundación del Estado Democrático de Honduras es Impostergable

Libre considera que es impostergable la refundación del Estado Democrático y un cambio de la visión económica privatizadora del Estado Neo liberal, a través de un Presupuesto construido desde los excluidos y los sectores productivos abandonados, nunca desde la dictadura del capital o mucho menos desde sus ganancias, que son muerte para las mayorías y suicidio para la humanidad.

El Partido Libre está comprometido con la dignificación de la política con ética, con la movilización permanente hasta realizar el paro nacional y con elecciones limpias. Integramos los organismos electorales después de diez años de un proceso de lucha histórica, con la finalidad de evitar que nunca más se altere con fraudes o trampas, la voluntad popular, valor esencial de nuestra civilización por el que estamos dispuestos a morir.

La consulta popular, el referéndum revocatorio, el voto electrónico, la identificación con huella dactilar, un transparente sistema de transmisión, la NO trashumancia política de los representantes electorales, la integración de los organismos electorales nacionales y locales, y el NO más tráfico de credenciales, forman parte de nuestras propuestas democráticas para estas elecciones internas, primarias y generales.

Debemos advertir que dilatar el inicio del nuevo Censo Nacional Electoral programado para febrero y la emisión de la nueva tarjeta de identidad, podría obligarnos a participar en elecciones primarias e internas con el viejo censo lleno de corrupción y con la vieja identidad, lo que no podemos permitir. Estamos a tiempo de hacer correcciones en la programación.

Organización, Movilización y Estrategia de Lucha

Libre es un partido de izquierda, democrático, revolucionario, anti imperialista y anti capitalista, comprometido con las mayorías que demandan cambios justos por la Patria grande y la unidad de Latinoamérica; y continuará siendo el pilar fundamental de la lucha popular, organizando comandos y colectivos que sean capaces de sostener jornadas de protestas pacíficas, más intensas y de mayor duración. Apoyamos todas las acciones contra la dictadura.

La militancia de LIBRE, está intensificando su organización, movilización y estrategia de lucha hasta concretar el paro nacional y elecciones limpias. Es el momento de poner en práctica las lecciones aprendidas de las experiencias electorales de 2013 y 2017 cuando construimos exitosas alianzas sociales y políticas contra la dictadura y en forma clara ganamos las elecciones, como bien lo sabe el pueblo, pero se robaron el poder, lo que nunca  más debe ocurrir porque estamos preparados para evitarlo.

Para nosotros este es un período de acumulación de fuerzas para sumar el mayor número de voluntades en las calles y en las urnas

Gran Acuerdo Nacional y el Frente Amplio

El Partido Libre propone la Unidad de los diferentes sectores económicos, sociales, políticos y religiosos, mediante la construcción de un Gran Acuerdo Nacional, que fije las bases, la estrategia y las prioridades de corto, mediano y largo plazo para la transformación democrática de Honduras, así como, la organización de un Frente Amplio que derrote la dictadura y cambie este sistema dominante y excluyente.

¡No al colonialismo y la barbarie contra los pueblos latinoamericanos!

Condenamos el Golpe contra el Pueblo de Bolivia que mayoritariamente votó por el Presidente  Evo morales!

Por una nueva Constitución y una Asamblea Nacional Constituyente!

Tegucigalpa, MDC 5 de enero de 2020

José Manuel Zelaya Rosales

Coordinador General

Enlace oficial al documento: https://drive.google.com/file/d/1bcIeS0kDiPnigTL9-8-CcZAOmG68oDUY/view