La organización Al Otro Lado, dedicada a la defensa de los inmigrantes, alertó este lunes que Estados Unidos (EEUU) está implementando nuevas separaciones de familias en la frontera.

De acuerdo con la denuncia, son 17 padres y madres que llevan una semana detenidos y separados de sus hijos.

“17 adultos inmigrantes llevan desde el 2 de marzo, fecha en la que cruzaron la frontera irregularmente desde México y solicitaron asilo a EEUU, en un centro de detención para inmigrantes en California, separados de sus hijos”, cita la organización.

Calificaron la medida como un trato inapropiado por parte de las autoridades de migración estadounidense.

Asimismo, revelaron que varios agentes se burlaron de una mujer de habla kekchí “una lengua maya hablada en Guatemala y Belice”.

Según la fémina, no se le facilitó un intérprete y “se mofaron y acusaron de mentir cuando observaron sus dificultades para expresarse en español”.