The seal of the Federal Bureau of Investigation is seen on the floor at the FBI's Washington field office in Washington, D.C., U.S., on Thursday, March 13, 2014. The FBI joined Malaysia's inquiry into the missing jet as authorities sought to retrieve deleted data on a computer flight simulator belonging to the planeÃs pilot. Photographer: Andrew Harrer/Bloomberg via Getty Images

Tegucigalpa, Honduras
Luego del asesinato en contra de la coordinadora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh), Berta Cáceres, miembros del cuerpo diplomático acreditados en Honduras repudiaron el crimen, exigiendo a las autoridades locales el pronto esclarecimiento del hecho al igual que castigo para los autores materiales de esta muerte.

En tal sentido, el embajador de los Estados Unidos de América, James Nealon emitió un mensaje, donde expresó sus condolencias tanto para los familiares como amigos de la reconocida líder indígena.

“Condenamos fuertemente este repudiable crimen. Los Estados Unidos de América hace un llamado por una pronta y exhaustiva investigación de este crimen y que se aplique todo el peso de la ley a los que resulten responsables”, subrayó.

El diplomático informó que se ha comunicado con las autoridades hondureñas, ofreciendo todos los recursos del gobierno estadounidense para apoyar los esfuerzos y llevar a los autores materiales de este delito ante la justicia.

Pese a que gozaba de medidas cautelares, Cáceres perdió la vida la madrugada de este jueves producto de un ataque perpetrado por sujetos desconocidos, quienes entraron a su vivienda situada en la residencial El Líbano del municipio de La Esperanza, departamento de Intibucá.

En el atentado criminal también resultó herido una persona de nacionalidad mexicana identificada como Gustavo Castro Soto, quien acompañaba a la dirigente indígena.