EEUU acusa a dos hackers chinos de robar datos sobre vacuna contra Covid-19

EEUU acusa a dos hackers chinos de robar datos sobre vacuna contra Covid-19

El Departamento de Justicia de EEUU asegura que estos hackers chinos tienen su base en China y han hecho trabajos para Ministerio de Seguridad del Estado chino

Hackers chinos Foto: Departamento de Justicia de Estados Unidos
Daniel Umanzor
  • Daniel Umanzor | 21-07-2020.6:58 pm.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos aseguró este martes que dos hackers chinos han sido imputados por supuestamente robar información sobre proyectos de vacuna contra el nuevo coronavirus y de violar la propiedad intelectual de compañías en el país norteamericano y en otros países.

Durante una conferencia de prensa en Washington, el asistente del fiscal general para la Seguridad Nacional, John Demers, precisó que los hackers chinos , Li Xiaoyu, de 34 años y Dong Jiazhi de 33, están acusados también de atacar activistas de derechos humanos de Estados Unidos y Hong Kong.

Estos piratas informáticos que supuestamente tiene su base en China, en algunos casos actuaron “para su propio beneficio personal” y en otras ocasiones en favor del Ministerio de Seguridad del Estado chino, según Demers.

Por su parte el subdirector del Buró Federal e Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés), David Bowdich detalló que “los delitos cibernéticos dirigidos por los servicios de inteligencia del gobierno chino no solo amenazan a Estados Unidos, sino también al resto de los países que apoyan el juego limpio, las normas internacionales y el Estado de derecho”.

Reino Unido denuncia que hackers rusos atacan a quienes buscan vacuna contra el Covid-19

Asimismo, el fiscal federal Willaiam Hyslop dijo que estos piratas informáticos atacaron empresas ubicadas en todo el mundo. “Los sistemas informáticos de muchas empresas, individuos y agencias en todo Estados Unidos y en todo el mundo han sido pirateados y comprometidos, y hay una gran cantidad de secretos comerciales, tecnológicas, datos e información personal sensibles y valiosos que han sido robados”.

El Departamento de Justicia explicó a su vez que los ataques tuvieron como principal objetivo “cientos de compañías, gobiernos, organizaciones no gubernamentales y disidentes, clérigos y activistas democráticos y de los derechos humanos en Estados Unidos y en el extranjero, incluidos Hong Kong y China”.