El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (CIE), reveló la cifra de detenciones de inmigrantes sin papeles en Estados Unidos ha aumentado en el último año fiscal a 13%. Las deportaciones del año anterior fueron de un 11%.

Estados Unidos ha gastado aproximadamente 1.000 millones de dólares en las últimas décadas en la deportación cada año de migrantes. Son vuelos operadores por ICE Air, una división del Servicio de Inmigración y Control de Aduana.

A pesar del endurecimiento sobre las políticas migratorias del país, lo que sí se puede notar es que ha prosperado el negocio de financiamiento de recursos públicos, la renta de aviones privados para el traslado y deportación de los migrantes sin papeles.

Para Bob Libal quien es defensor de los migrantes, ha dicho que los vuelos alquilados, son solo el ejemplo de las políticas duras hacia la inmigración ilegal, desde su detención, hasta el papeleo de deportación. Sólo hace rico a las compañías privadas.

El gobierno de Estados Unidos podría ahorrarse ese dinero si deportara menos gente y no privatizando la industria ICE, es mayormente una agencia privatizada, solo se benefician con las deportaciones y las detenciones.

Todo lo contrario de los que piensa el director de unidad de transporte de deportaciones del ICE en Houston, Pat Contreras. “Si un juez dice que tenemos que un deportar a alguien, debemos apresurarnos a cumplir esa orden para que la persona no pase detenido más tiempo del necesario”.

Solo el año pasado se realizó un gasto de 7.785 dólares por hora en los vuelos de traslado de migrantes a la frontera con México y a los países de Centroamérica, bajo la protección de agentes del CIE.

Se pronostica que la cifra de gasto podría aumentar en este año fiscal de 2018-2019, ya que el presidente estadounidense, Donald Trump, propuso un incremento del 30% para la renta de los vuelos en el presupuesto del ICE Air.