Édgar y Carlos, los hermanos que murieron abrazados en el desiertas al ser abandonados por el “coyote”

Édgar y Carlos, los hermanos que murieron abrazados en el desiertas al ser abandonados por el “coyote”

El traficante contratado para llevar a los dos hermanos rumbo a los EEUU los abandonó el pleno desierto, muriendo lentamente mientras pasaban los días.

édgar y carlos
  • Jacqueline Alvarenga | 11-08-2022.6:31 pm.

La muerte de dos hermanos mexicanos, Édgar y Carlos Mendoza, quienes fueron abandonados en el desierto de Arizona, recuerdan el drama humano que se vive en la frontera entre México y los Estados Unidos (EEUU).

Sus padres han recordado los últimos minutos que compartieron antes de emprender el peligroso camino en busca de una vida mejor en el país vecino.

De acuerdo con relatos del progenitor de Édgar y Carlos, el traficante de personas, mejor conocido como “coyote”, les advirtió las consecuencias que podrían sufrir al intentar llegar a los EEUU.

La ley de la vida es así en el desierto: si te quedas, te quedas”, asegura el padre de los hermanos fueron las palabras del coyote.

El dolido progenitor reveló que antes de que emprendieran el viaje les preguntó a sus vástagos si estaban dispuestos a aguantar las condiciones del desierto.

“Me dijo: Sí, papa. Yo le voy a echar muchas ganas y lo voy a hacer por mis hijos y mi esposa”, fue la respuesta de uno de ellos.

Édgar y Carlos, fueron encontrados por agentes migratorios abrazados en el desierto tras pasar varias horas de agonía a la espera de un milagro que no llegó.

“Le pedí que no se fuera, que siempre estuviera con nosotros, pero se fue”, lamentó una de las hijas de Édgar Mendoza a los medios de comunicación.

Versiones del coyote indican que Carlos se deshidrato en el camino y su hermano Édgar decidió quedarse con él y no seguir su viaje.

Los cadáveres de los hermanos mexicanos fueron encontrados el 9 de agosto, confirmando la llamada del traficante de personas.