Economista mexicana fue sentenciada a 7 años de cárcel tras ser abusada en Catar

Economista mexicana fue sentenciada a 7 años de cárcel tras ser abusada en Catar

La profesional mexicana fue abusada mientras trabajaba en Catar y fue sentenciada a siete años de cárcel y a cien latigazos, mientras su agresor quedó impune.

Economista mexicana fue sentenciada a 7 años de cárcel tras ser abusada en Catar
  • Jacqueline Alvarenga | 18-02-2022.12:36 pm.

Paola Schietekat, es una economista y antropóloga mexicana, que está viviendo una pesadilla en Catar tras ser abusada sexualmente. La extranjera fue sentenciada a siete años de prisión y a 100 latigazos, a pesar de ser la víctima del lamentable suceso.

Mientras su violador goza de la impunidad, ella debe cargar con la aplastante condena y los traumas que le dejó la violación.

La economista mexicana asegura que no ha recibido ayuda del gobierno de México y que debe pagar por el abuso sexual que un violador cometió en su contra.

Esto me ha apaleado durante los últimos ocho meses. La carga a la que me enfrento es aplastante. Hay días en los que no me puedo parar de la cama, días de desesperanza en los que quiero vivir y días de furia por vivir en un mundo que odia a las mujeres”, cita el posteo de la profesional que viajó a Catar para trabajar en el Comité Organizador del Mundial de Fútbol que comenzará en noviembre.

Según se informó, la economista tuvo que huir del lugar, dejando su trabajo soñado y sabiendo que su violador no fue castigado.

La historia de Schietekat se hizo de conocimiento mundial luego que narró su historia y provocara indignación generalizada.

Relató que cuando era adolescente fue violada, pero en su ignorancia no denunció. Pasaron los años y logró profesionalizarse, estudiando Relaciones Internacionales, Ciencias de la Conducta, Antropología y Políticas Públicas en México y en el extranjero, en universidades en Kuwait y en Oxford.

La economista mexicana, vivía un sueño al trabajar en Catar; hasta que una noche un amigo entró a su departamento mientras dormía y la violó.

“Después de un forcejeo breve, pues su fuerza sobrepasaba la mía, terminé en el piso. Horas después, me salieron moretones en todo el brazo izquierdo, el hombro y la espalda. Mantuve la cabeza fría: le avisé a mi mamá, a un colega del trabajo y documenté todo con fotos, para que mi memoria, en un intento de autoprotección, no minimizara los eventos o borrara por completo parte de ellos”, escribió en el artículo Schietekat. La economista mexicana asegura que denunció de inmediato, pero no se imaginó que las declaraciones del hombre le darían una condena por sostener relaciones extramaritales.

Su historia recorre el mundo, mientras ella espera que se haga justicia.