Dos batallas contra el cáncer y una boda de ensueños antes de morir

Dos batallas contra el cáncer y una boda de ensueños antes de morir

Con 26 años de edad, Adarlele Andrada, cumplió su último deseo, casarse con el amor de su vida diez días antes de morir.

Dos batallas contra el cáncer Fotografías vía redes sociales.
Jacqueline Alvarenga
  • Jacqueline Alvarenga | 25-02-2021.2:22 pm.

La historia de Adarlele Andrada, una joven que tuvo dos batallas contra el cáncer y murió diez días después de su boda, se ha viralizado en las redes sociales por la reflexión de vida, de amor y de lucha.

El dolor y la tristeza que sobrepasó en vida no se compararon a la felicidad que sintió el día de su boda y que compartió con sus seres queridos más cercanos.

Adarlele Andrada, lució radiante en el altar cuando su prometido, Ruan Pablo de Lara, le cumplió la promesa de casarse, una meta que se forjaron sin imaginar que solo duraría diez días.

En la ceremonia, la joven de 26 años no demostraba sufrimiento, ni que había luchado dos batallas contra la enfermedad que le atacó su médula espinal, complicando su estado de salud.

El amor de Andrada y Lara comenzó en el 2019, cuando se contactaron vía redes sociales y se enamoraron sin imaginar el doloroso proceso que llevaría.

La joven, le confesó a su prometido que de niña había padecido un cáncer de riñón, el cual logró superar con una operación, y que actualmente luchaba con un cáncer de huesos.

‘Los médicos le diagnosticaron un sarcoma de Ewing, un cáncer en los huesos’, explica la familia sobra la segunda lucha contra la enfermedad.

De las dos batallas, la última fue más agresiva. La enfermedad avanzaba rápidamente; mermándole días de vida y precisando de fuertes tratamientos.

Pero el cáncer que su amada padecía no fue impedimento para su historia de amor y Ruan, como fiel soldado, luchó por estar al lado de ella en cada momento.

‘La acompañó a las citas médicas, le dio ánimos y no dudó en proponerle matrimonio’, dijo un familiar cercano a los medios de comunicación.

La novia entró a la iglesia en silla de ruedas, el cáncer había entrado a la médula espinal, pero aún quedaba alguna esperanza de vida que disfrutó junto a su amado.

Al regresar de su luna de miel, nuevos estudios revelaban que su deterioró fue acelerado y murió 10 días después de unir su vida con el amor de su vida.

Ambos unieron sus vidas el pasado 6 de febrero, diez días antes que las dos batallas contra el cáncer que luchó concluyeran en medio de tristeza y felicidad.