johEl presidente Hernández cumple hoy dos años de haber tomado posesión de su cargo, después de un escandaloso fraude del que fue acusado por todos los partidos de oposición.

Con miles de indignados en la calle pidiendo su renuncia y la instalación de la CICIH,  los medios internacionales vinculandolo al acto de corrupción más grande en la historia de Honduras, el saqueo millonario del Seguro Social para financiar su campaña y la de su partido, Hernández es el presidente con mayor repudio popular de los últimos tiempos.

Corrupción en Honduras: fondos habrían llegado a campaña del gobernante Partido Nacional. Detalles: http://cnn.it/1HOiuWY

Posted by CNN en Español on Thursday, June 4, 2015

La deuda pública más grande Honduras se registra en este gobierno del Partido Nacional, con los combustibles caros aunque el barril del petróleo se encuentra a 26$ dólares el barril, un precio récord. La canasta básica más cara de América Latina, según un estudio de la compañía inglesa, MoveHup.

Hernández llega a sus dos años con la impunidad campante y la corrupción en sus niveles más altos, con funcionarios y diputados de su partido libres, aun y cuando han sido señalados y acusados de participar en los actos de corrupción del actual y pasado gobierno. Le negó a los hondureños una Comisión Contra la Corrupción al estilo Guatemala, por temor a que lo investigarán.

El gobernante a sus dos años se ha negado reconocer los derechos de la oposición y no ha establecido un diálogo sincero con ellos, tomando en cuenta que representan el 70% de la población.

Escándalos como la compra de un lujosos avión en un país tan pobre como el nuestro, o la compra de una lujosa mansión de su esposa en la ciudad de Miami, EE.UU, son de los actos que han indignado a los hondureños en estos dos años.

Con la cifra de masacres nunca antes vista y decir que las mismas “es por el buen trabajo del gobierno en materia de seguridad”, llega Hernández a cumplir dos años. Violando la constitución al aprobar una reelección de forma ilegal, donde la Sala de lo Constitucional no tenía ninguna facultad para declarar inconstitucional la misma constitución.

Nada que celebrar tiene el Partido Nacional y no digamos la mayoría de los hondureños que han sido víctima del mal manejo de la cosa pública en estos dos años.