El presidente de los Estados Unidos (EEUU), Donald Trump, propuso cobrar una cuota a los inmigrantes que soliciten asilo, como un mecanismo para erradicar el flujo migratorio hacia su país.

La intención de Trump la emitió a través de un memorando, en el cual instruyó a tomar medidas adicionales para reformar el sistema de asilo.

El gobernante señaló que el abuso desenfrenado ha disparado la migración, abrumando los recursos federales.

Trump, otorgó un plazo de 90 días a las autoridades para iniciar los procesos para cobrar la cuota.

Miles de centroamericanos, en su mayoría hondureños, hacen el trámite argumentando los índices de violencia y pobreza de sus países.

La Organización de las Naciones Unidos (ONU) le recordaron a los EEUU que la solicitud de asilo “es un derecho fundamental y a la gente se le debe permitir ejercerlo”.