El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, firmo este día una orden ejecutiva para sancionar a las personas que hayan violado los derechos humanos y estén ligados a actos de corrupción fuera de Estados Unidos.

Esto abre las puertas para que Estados Unidos pueda tomar acciones contra Juan Orlando Hernández que esta siendo acusado por Amnistía Internacional de violar los derechos humanos en Honduras. La orden ejecutiva estipula que se bloqueará el financiamiento y judicializaran todas las personas que estén involucrados en actos de corrupción y violaciones a los Derechos Humanos.

Esto incluye cualquier gobierno y organización en cualquier parte del mundo. Esto a la larga puede llegar a afectar al Sr. Hernandez, quien es del conocimiento de todos que ha sido señalado por cometer actos de corrupción y violaciones de Derechos Humanos mediante asesinatos de manifestantes por opresión militar.

Orden Ejecutiva:

Yo, DONALD J. TRUMP, Presidente de los Estados Unidos de América, considero que la prevalencia y la gravedad de los abusos contra los derechos humanos y la corrupción que tienen su origen, en su totalidad o en parte sustancial, fuera de los Estados Unidos, como los cometidos o dirigidos por personas enumeradas en el Anexo de esta orden, han alcanzado tal alcance y gravedad que amenazan la estabilidad de los sistemas políticos y económicos internacionales.

El abuso de los derechos humanos y la corrupción socavan los valores que forman una base esencial de sociedades estables, seguras y funcionales; tener impactos devastadores en las personas; debilitar las instituciones democráticas; degradar el estado de derecho; perpetuar conflictos violentos; facilitar las actividades de personas peligrosas; y socavar los mercados económicos. Estados Unidos busca imponer consecuencias tangibles y significativas a aquellos que cometen abusos graves contra los derechos humanos o incurrir en corrupción, así como a proteger el sistema financiero de los Estados Unidos del abuso por estas mismas personas.

Por lo tanto, determino que los abusos graves contra los derechos humanos y la corrupción en todo el mundo constituyen una amenaza inusual y extraordinaria para la seguridad nacional, la política exterior y la economía de los Estados Unidos, y por la presente declaro una emergencia nacional para enfrentar esa amenaza.

https://www.whitehouse.gov/presidential-actions/executive-order-blocking-property-persons-involved-serious-human-rights-abuse-corruption/