Miles de maestros argentinos marcharon este jueves desde la sede del Ministerio de Educación hasta el Congreso para pedir una respuesta a las demandas salariales y la solución de la crisis que atraviesa la educación pública en la nación suramericana.

En el marco del segundo día del paro de 48 horas convocado por el gremio, los profesores exigieron a los legisladores retomar las mesas de negociaciones para las paritarias nacionales (sindicatos de trabajadores) para acordar el aumento del salario.

Así como el restablecimiento de las condiciones de trabajo digno, la reparación de los centros educativos y mejores oportunidades de estudio para las alumnos.

“Frente al Congreso, a los representantes del pueblo y con la Casa de Gobierno a nuestras espaldas, dos símbolos de la democracia decimos: no tenemos miedo. Lucha, lucha y más lucha”, dijo la representante de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), Mirtha Petrocini.

Asimismo, Petrocini indicó que la protesta pacífica estaba dedicada a la docente auxiliar y la directora de la escuela Moreno, quienes murieron en la explosión por fuga de gas ocurrida en agosto, causada por el abandono en el que se encontraba el centro educativo.

 

vía: Telesur