ÚTILA.  Las autoridades y la comunidad han encontrado la mejor forma de usar el plástico que sacan de las hermosas playas hondureñas: pavimentar sus calles.

El alcalde de Utila, Troy Bodden añadió que la decisión de este proyecto se debe a que cada año ingresa unos 5 millones de botellas de plástico solo en la isla.

“Hemos ahorrado bastante dinero con este proyecto, ya que la fórmula utiliza un 28% de plástico triturado como materia prima de construcción economizando los costos de cemento”.

El proyecto piloto se basa en la deshacerse el plástico triturando con el material en la mezcla concreta para asfaltar las calles donde se han utilizado unas 150,000 botellas de refresco, convertidas en 8,00 libras de plástico triturado. Luego son enviadas a un laboratorio de concreto en San Pedro Sula para ser mezcladas con cemento y arena.

Su valor es dos millones de lempiras que incluye la pavimentación de dos calles. La primera de 180 metros bautizado como Holland ubicada en el centro de la Isla y la calle Lozano de 390 metros de longitud. Actualmente se está pavimentado una tercera calle de 680 metros de longitud, que unirá los estadios de béisbol y de fútbol.

La coordinadora de medioambiente de la municipalidad de Utila, Rosalía Argueta, expresó que “la fórmula está certificada y tiene la misma consistencia del asfalto regular”.

Utila es la primera ciudad en la región en desarrollar este novedoso proyecto el cual busca disminuir las grandes cantidades de plástico en el mar Caribe y en disminuir los costos de construcción y mantenimiento de las carreteras