El día de ayer en Ocotepeque, los ciudadanos rodearon a un carro con dos policías adentro del mismo, porque habían atropellado a una niña y se querían dar a la fuga.

Los dos policías andaban en su día libre y en estado de ebriedad, los vecinos al ver que se querían dar a la fuga llamaron a la patrulla para proceder a arrestarlos. Lo curioso del caso, es que al momento de llegar la Policía Nacional los querían dejar ir sin proceder a lo que la Ley manda.

Los ciudadanos al ver la intención de los Policías, rodearon ambos vehículos y empezaron a gritar y decir “si no los sacan ustedes del carro, lo haremos nosotros” entrando en la ira y en la indignación.

Al ver la escena que se estaba poniendo mas critica, los miembros del ejercito que acompañaban la patrulla policial, tuvieron que arrestar a los Policías ebrios y subirlos a la paila para llevarlos a la posta mas cercana. Se conoció que ya los policías están a la orden del juzgado y el estado de la niña es estable.