Luego de haberle solicitado al representante de las Naciones Unidas (ONU) en Honduras, Igor Garafulic, junto a Luis Zelaya que convocará a un diálogo con el señor Hernández, Salvador Nasralla, dice ahora sentirse engañado.

Ese diálogo solicitado por el Presidente electo Salvador Nasralla y Luis Zelaya, la población hondureña ha catalogado esa decisión de sentarse con Hernández como una legitimación a la dictadura. Cabe destacar que líderes de la Alianza liderada por el coordinador, Manuel Zelaya Rosales, advirtió que ese diálogo era un trampa, y que bajó ningún motivo se podía detener la presión popular de los hondureños en la calle.

El presidente electo Nasralla y su nuevo equipo de asesores, hicieron caso omiso a la advertencia de la población hondureña y las sugerencia que le hizo el Coordinador de la Alianza, Manuel Zelaya Rosales, de no participar en un diálogo que legitimaba el régimen corrupto y fraudulento de Hernández.

Y como nunca nos hubieramos imaginado, el presidente electo, comenzó a darle credibilidad a las palabras del asesor de Juan Orlando Hernández, Ebal Díaz, que durante los últimos años se ha dedicado de atacar a cualquier hondureño que señalese inconformidad con el régimen de Hernández

En una reciente publicación en Facebook, el Presidente electo, Salvador Nasralla, manifestó sentirse engañado con el diálogo, que al final de cuentas solo sirvió para legitimar la dictadura y desmovilizar a los hondureños.