Los ataques al excandidato de la Alianza han disminuido en su totalidad mostrando un cambio drástico en la matriz mediática de Honduras.

Durante el proceso electoral de noviembre de 2017, cuando Salvador Nasralla formaba parte de la Alianza de Oposición, los medios tradicionales del país, controlados por el gobierno de Juan Orlando Hernández, lo atacaban noche y día.

Después del proceso electoral cuando Salvador anunció que abandonaba la Alianza de Oposición, medios como HCH y Televicentro pasaron de criticarlo a aplaudirle por participar en la negociación del dialogo con los partidos tradicionales, Nacional y Liberal. ¿Qué ha pasado? ¿Se han olvidado del señor de la televisión? ¿Han cambiado las estrategia? ¿Los blancos de ataque ahora son otros?

¿Usted que opina?

¡Agudeza!