Descubren un barco de 3,300 años de antigüedad en la costa de Israel

Descubren un barco de 3,300 años de antigüedad en la costa de Israel

La Autoridad de Antigüedades de Israel ha dado a conocer un descubrimiento histórico: un barco de 3,300 años de antigüedad, hallado durante una exploración.

naufragio Israel barco descubrimiento Foto: Emil Aladjem/IAA/AP Photo/picture alliance
  • Karla Alvarez | 24-06-2024.4:04 pm.

La Autoridad de Antigüedades de Israel (IAA) ha revelado un descubrimiento histórico fascinante: un barco de 3,300 años de antigüedad, encontrado frente a la costa norte de Israel durante una exploración en busca de gas natural.

Este hallazgo, realizado por la empresa Energean, representa uno de los ejemplos más antiguos de navegación en mar abierto y ofrece nuevas perspectivas sobre las habilidades marítimas de las civilizaciones antiguas.

El barco fue descubierto a una profundidad de 1,800 metros en el fondo del mar Mediterráneo. Esta considerable profundidad ha protegido al naufragio de la erosión y de la intervención humana, permitiendo que se mantuviera en un estado notablemente intacto. A bordo del barco se encontraron cientos de ánforas antiguas, todas en excelente estado de conservación, lo que ha sido calificado como un “descubrimiento innovador” por la IAA.

El naufragio, ubicado a unos 90 kilómetros de la costa israelí, fue encontrado gracias a un robot submarino utilizado por Energean, una empresa de energía con sede en Londres, durante su operación en campos de gas natural en aguas profundas. El barco, de aproximadamente 12 a 14 metros de largo, se hallaba enterrado en el fondo marino, rodeado de su valiosa carga de ánforas, que se cree eran utilizadas para transportar productos como aceite, vino o frutas.

Karnit Bahartan, responsable medioambiental de Energean, expresó su asombro ante el descubrimiento: “Cuando enviamos las imágenes a la autoridad de antigüedades, se dieron cuenta de que era un hallazgo sensacional, mucho más de lo que habíamos anticipado”.

Este descubrimiento desafía las suposiciones previas sobre la navegación en la Edad del Bronce. Hasta ahora, se pensaba que el comercio marítimo se realizaba principalmente a lo largo de la costa, con los navegantes manteniendo siempre la tierra a la vista para orientarse. Sin embargo, la ubicación del barco sugiere que los marineros de la época poseían conocimientos avanzados de navegación y podían desplazarse utilizando el sol y las estrellas como guía, sin necesidad de ver la costa.

Jacob Sharvit, director de la unidad marina de la IAA, subrayó la relevancia del descubrimiento: “Este hallazgo altera nuestra comprensión de las capacidades de los marineros antiguos.“Es el primero que se encuentra a una distancia tan grande sin línea de visión hacia ninguna masa terrestre”. Esto indica un nivel de sofisticación en la navegación marítima mucho mayor de lo que se había asumido anteriormente.

Por el momento, no se ha planeado reflotar el barco. No obstante, Energean ha trabajado en estrecha colaboración con la IAA para recuperar dos de las ánforas, que serán estudiadas para obtener más información sobre el comercio y la vida de la época. Las ánforas, identificadas como de origen cananeo, pertenecen a una civilización que habitaba en las regiones costeras del Mediterráneo oriental, lo que sugiere que este barco formaba parte de una red de comercio extensa y bien establecida.

Este hallazgo no solo ofrece una ventana al pasado marítimo de la región, sino que también abre nuevas oportunidades para la investigación arqueológica submarina. El estado intacto del barco y su carga proporciona una valiosa fuente de información sobre la vida y el comercio en la Edad del Bronce, y promete enriquecer nuestra comprensión de las civilizaciones antiguas y sus habilidades de navegación.

La ONU acusa a Israel de crímenes contra la humanidad por los ataques en Gaza