Desalmado padre fingió su muerte para no pagar la manutención de sus hijos

Desalmado padre fingió su muerte para no pagar la manutención de sus hijos

Jesse accedió al sistema de registro de defunciones de Hawái, se hizo pasar por médico para crear el certificado de defunción de él mismo.

Hombre fingió su muerte para no pagar la manutención de sus hijos Imagen cortesía.
  • Jacqueline Alvarenga | 12-04-2024.1:12 pm.

Jesse Kipf espera su condena luego que fingió su muerte para no pagar la manutención de sus hijos, cometiendo varios delitos.

Kipf tuvo que confesar ante los tribunales de Estados Unidos (EEUU) cómo logró burlar el sistema de Hawái para conseguir el certificado de defunción.

El caso de este padre que fingió su muerte se remonta al 2023, cuando el hombre se hizo pasar por un médico de otro estado para crear su certificado de muerte.

“Utilizó una firma digital, el nombre del médico, su cargo y su número de licencia, lo que dio lugar a que los tribunales presentaran acusación en su contra“, se informó sobre el caso.

La manipulación del sistema de Hawái permitió que Jesse figurara como fallecido en muchas bases de datos de Estados Unidos (EEUU).

El ciudadano no solo hackeó el sistema de Hawái, también accedió a empresas privadas y de los gobiernos de Arizona y Vermont todo para fingir su muerte.

El plan de este padre quedó al descubierto cuando intentó acceder a información privada e intentó vender el acceso a estas redes a compradores de internet.

“Kipf también obtuvo acceso ilegal a sitios web internos administrados por entidades como el Estado de Arizona, el Estado de Vermont, GuestTek Interactive Entertainment y Milestone, Inc”, se informó sobre los delitos que cometió este ciudadano para fingir su muerte solo para no pagar la manutención de sus hijos.

Según las leyes, Kipf se iba a enfrentar a una sentencia de más de 60 años de cárcel; pero por su cooperación ante las autoridades, la condena podría reducirse a siete años.

Además, deberá cagar más de 300 mil dólares de indemnización, 116 mil en manutención de sus hijos y 195 mil dólares por daños y perjuicios a las empresas y organismos gubernamentales.