Las redes sociales fueron el eco de la denuncia de una madre que pidió justicia por el abuso que sufrió su hija de apenas 5 años de edad.

De acuerdo con la progenitora, la menor era sometida a manoseas en una habitación del centro educativo, el cual denominaron como el “cuarto mágico”.

El abuso sexual fue descubierto cuando la pequeña hizo varios dibujos, reflejando cómo era ultrajaba.

La denuncia fue interpuesta en el Ministerio Público, pero hasta la fecha no se ha obtenido respuesta.

Son cuatro denuncias de diferentes padres de familia que no están engavetadas y cuya denuncia hizo eco al circular en las redes sociales.