Declaran homicidio muerte de otro afroamericano bajo custodia policial

Declaran homicidio muerte de otro afroamericano bajo custodia policial

Ellis, murió el pasado 3 de junio bajo custodia policial, un nuevo Ellis, caso de  violencia policial y al racismo.

Un caso más de un afroamericano muerto por la policía
Jacqueline Alvarenga
  • Jacqueline Alvarenga | 04-06-2020.1:25 pm.

El informe forense del condado de Pierce, Estados Unidos, determinó que la muerte del afroamericano Manuel Ellis, fue un homicidio como resultado de la privación de oxígeno.

Ellis, murió el pasado 3 de junio bajo custodia policial, un nuevo Ellis, caso de  violencia policial y al racismo.

Al igual que la muerte de George Floyd, el ciudadano clamaba por no podía respirar.

El portavoz del sheriff, Ed Troyer, detalló que la “información se está reuniendo… para presentarla al final de esta semana o principios de la próxima”.

Es el tercer caso de violencia o racismo que se vive en las últimas semanas en EEUU y que involucra a la policía y a ciudadanos afroamericanos.

El caso de Ellis es el segundo tras la muerte de Floyd, cuyos videos de su captura han despertado la indignación.

Ellis fue detenido en una intersección golpeado la ventana de otro vehículo, al momento de su captura tiró a un detective al suelo.

“Los policías lo esposaron y minutos después solicito ayuda por no poder respirar”, cita el informe que agrega que los uniformados pidieron ayuda médica.

El afroamericano murió 40 minutos después en un centro asistencial.

Al igual que Floyd en la autopsia se detalla el homicidio, muerte por paro respiratorio, hipoxia y restricción física.

Asimismo, mencionó la intoxicación por metafetamina y la enfermedad cardíaca como factores contribuyentes.

El tercer caso es el de dos jovencitos de 20 y 22 años también de origen afroamericano que fueron detenidos y golpeados por la policía.

El suceso se registró el pasado sábado durante la jornada de protestas en contra del racismo en los Estados Unidos.

De acuerdo con las investigaciones, los uniformados cometieron abuso de poder al sacar a arrastras a los jóvenes de su vehículo, romper la ventana y acuchillar las llantas del automóvil.

La captura de los estudiantes se realizó supuestamente por irrespetar el toque de queda decretado para mermar la violencia de las protestas. (RT)