De bebé fue arrojado a la basura hoy es el dueño de una compañía valorada en $44 mil millones

De bebé fue arrojado a la basura hoy es el dueño de una compañía valorada en $44 mil millones

Sus padres lo arrojaron a la basura cuando era un bebé, ahora Freddie Figgers ha vivido una vida de llena de éxitos y triunfo.

arrojado Freddie Figgers tiene una fundación en la cual ofrece becas a estudiantes afroamericanos y ayuda en tiempos de catástrofe. / Fotografía cortesía.
Jacqueline Alvarenga
  • Jacqueline Alvarenga | 18-03-2021.1:42 pm.

La historia de Freddie Figgers es un ejemplo de superación, de hacer de los fracasos enseñanzas para luego convertirlos en éxitos. Cuando era un bebé fue arrojado a la basura, despreciado y abandonado por sus padres biológicos.

Por muchos años vivió sin el calor de un hogar, siendo rechazado una y otra vez por personas que no estaban obligadas a amarlo.

Tal vez el hecho de haber sido arrojado a la basura marcara su vida, pero él supo hacer de las heridas el camino para convertirse en un millonario.

Las burlas de otros niños no hicieron mella en su alma, al contrario lo motivaron a salir adelante y con 31 años posee una rentable compañía.

‘Los niños solían burlarse de mí. Me llamaban bebé basura, me decían nadie te quiere. Eres sucio’, relató en una entrevista a la BBC.

Doce años después de ser arrojado en un contenedor de desechos, una pareja mayor decidió adoptarlo y darle los cuidados que no había recibido por años.

El ahora empresario recuerda que comenzó a trabajar en el laboratorio de computadores de su escuela, reparando equipos, sin imaginar que sería una puerta para su éxito.

Tres años más tarde, cuando tenía 15 años, le ofrecieron un programa para monitorear los medidores de presión de agua por 600 dólares.

Con esa oportunidad, Freddie Figgers se convirtió en la persona más joven y el único afroamericano en obtener la licencia de la Comisión Federal de Comunicaciones.

Pero su meta no era estancarse, sabía que podía alcanzar mucho más y fue por lo suyo, sin olvidar sus orígenes, sin olvidar que fue arrojado en la basura para triunfar con humildad.

Actualmente es dueño de Figgers Communication, empresa que le permite tener una fortuna de 44 mil millones dólares.

“No dejes que tus circunstancias definan quién eres y dale a otras personas oportunidades”, afirmó con el objetivo de ayudar a otros.

El multimillonario tiene una fundación en la cual ofrece becas a estudiantes afroamericanos y ayuda en tiempos de catástrofe.