A través de un comunicado, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH)exigió a las autoridades mexicanas ponerle medidas cautelares a la caravana de migrantes hondureños.

De igual manera, la CNDH pidió que se habiliten lugares para el alojamiento, alimentación y atención médica y psicológica para estas personas, “con pleno respeto a la dignidad y derechos humanos“.

La CNDH envió la solicitud de medidas cautelares a la Subsecretaría de Derechos Humanos y Subsecretaria de Población, Migración y Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobernación, a la Secretaría de Salud y al Comisionado Nacional de Seguridad.

Por su parte, el presidente electo de México, Andrés Manuel Lopez Obrador dio a conocer esta tarde que creará una visa de trabajo para migrantes centroamericanos que buscan mejores condiciones de vida fuera de sus lugares de origen.

El anuncio lo dio en una conferencia de prensa después de haber sostenido una reunión de más de dos horas con el gobernador de Tamaulipas. Lopez Obrador señaló ante el avance de la caravana de hondureños y ante la amenaza del presidente Donald Trump de frenar la caravana dijo, que lo que se debe atender son las causas de migración.

El presidente electo de México, anunció que a partir del 1 de diciembre, cuando el asuma el cargo, serán creadas las visas de trabajo para los compañeros migrantes.