Cuatro oficiales mueren baleados por francotiradores en Dallas

photo_2016-07-08_00-44-42

Cuatro agentes fallecieron este jueves en Dallas, Texas, tras ser baleados durante una protesta en contra de la muerte de dos afroamericanos a manos de la policía.

Lo que empezó con numerosas personas que participaban en la manifestación coreando al unísono “Black Lives Matter”, se tornó en una escena con un tiroteo activo que también dejó al menos siete oficiales heridos. Testigos dijeron que escucharon al menos una decena de disparos cuando los manifestantes se encontraban entre las calles Lamar y Griffin, en el centro de la ciudad.

La policía de la ciudad detalló que al menos dos francotiradores le dispararon a 11 agentes desde lo alto durante la protesta. Hasta el momento cuatro de ellos han muerto, tres pertenecientes a la policía de Dallas y un oficial del tránsito del Dallas Area Rapid Transit (DART, por su sigla en inglés). De los heridos, varios están en condición crítica y otros en cirugía por la gravedad de sus lesiones.

El jefe de la policía de Dallas, David Brown, ofreció una breve conferencia de prensa en la que reveló que habrá una búsqueda exhaustiva en el área donde creen que habría planes de activar una bomba. “Un paquete sospechoso fue encontrado cerca de la ubicación donde se encontraba uno de los sospechosos. El paquete está siendo asegurado por el escuadrón antibombas”, precisaron las autoridades en un comunicado.

La muerte esta semana de los afroamericanos Philando Castile, en Minnesota, y de Alton Sterling, en Louisiana, ha levantado una nueva ola de indignación que reaviva el debate racial en Estados Unidos. Decenas de manifestantes salieron a las calles de otras de las principales ciudades del país, entre ellas Nueva York, Washington y Los Angeles.

Escenas de violencia y detenciones se han registrado durante estas protestas contra la brutalidad policial, que en otras ocasiones han encendido los ánimos de la comunidad afroamericana desencadenando crisis como la que se vivió en las multitudinarias protestas de Ferguson, Missouri, la ciudad donde murió en 2014 el joven afroamericano Michael Brown a manos de un agente blanco.