La masiva migración en Centroamérica, especialmente de Honduras, empieza hacer mella en México; donde los inmigrantes han asegurado que sufre de sed y hambre.

La gran cantidad de personas que huyen de sus países imposibilitan a las autoridades mexicanas proveer los insumos necesarios a los ciudadanos.

Son más de 500 inmigrantes que esperan que el Instituto Nacional de Migración les extienda el documento de visita para continuar su camino hacia los Estados Unidos (EEUU).

En el territorio Azteca se encuentran más de 20 mil hondureños en busca del sueño americano, tras huir de la pobreza e inseguridad.

El presidente de los Estados Unidos (EEUU), Donald Trump, ha reiterado su intención de construir un muro fronterizo para evitar la migración.