Los diputados británicos rechazaron este viernes por tercera vez consecutiva el acuerdo de Brexit, agravando la crisis política que se viven en el país.

Un nuevo acuerdo fue negociado por Theresa May, a pesar de ser rechazado en enero y marzo del 2019.

Según medios locales, el rechazo deja al país “ante la sombría perspectiva de un Brexit sin acuerdo, o la necesidad de solicitar otra prórroga a Bruselas”.

El pueblo del Reino Unido votó hace tres años en un referéndum que alcanzó 52 votos a favor del Brexit ,que dejó la salida del país de la Unión Europea.