El Tribunal Supremo de EE.UU. ha decidido este lunes derogar las restricciones para acceder al procedimiento del aborto en Texas –estado que busca cerrar tres cuartas partes de las clínicas que brinda el procedimiento– en su primer gran fallo sobre el tema desde 2008, informa NBC News.

La Ley de abortos en Texas se derogó después de una votación, 5 votos a 3. Se trata de una victoria para los activistas a favor del aborto.

La ley, promulgada en 2013, exige a las clínicas ofrecer un nivel de atención similar al de un hospital y se requiere a los médicos que realizan abortos tener privilegios de admisión en hospitales con servicios de obstetricia y ginecología ubicados a menos de 50 kilómetros.

Estas exigencias hacían mucho más difícil que los pequeños centros que practican abortos en Texas pudieran mantener sus puertas abiertas.

Es una de las decisiones más significativas de la Corte Suprema sobre el aborto en dos décadas y podría servir para disuadir a otros estados de que aprueben las llamadas leyes de “cierre de clínicas”.