Copán: Los 14 pueblos que detuvieron la explotación minera

Las concesiones ya estaban firmadas, los proyectos llevaban por nombre Copán I hasta Copán IV y  el propósito era explorar la sub-cuenca Marroquín que abastece de agua a 30 comunidades.

“No estamos ignorantes de lo que conlleva la llegada de una minera. Aunque no sabíamos que en los picos de las montañas hay minerales”, dijo uno de los pobladores.

Recordó que sabían que la lucha no era fácil y librar la gran batalla contra lo que ellos llaman extractivismo traería conflictos por los intereses que se jugaban.

El temor era que la compañía minera destruyera el cerro, llevándose el agua y por ende la vida de las comunidades.

“Imagínese, si no nos paramos en treinta, se hubieran volado el cerro. Para esas empresas yo no existo, no existe mi madre, ni mi familia. Para ellos no existen animales ni nada, sólo existe el oro, otros metales y el dinero”, añadió el habitante.

Relató que fue la lucha permanente que evitó que la empresa Mineral Chortí continuará con el proyecto, el cual no fue socializado.

Las movilizaciones, que iniciaron en abril del 2016, lograron que la zona fuera declarada libre de minería.

“Sólo la movilización ciudadana es el arma para detener a la empresa minera que quiere instalarse. Estamos atentos porque no vamos a permitir que empresas vengan a destruir, no lo podemos permitir”, dijo la representante de la etnia Maya Chotí, Suyapa Ramírez.

Los pueblos que detuvieron la explotación minera son: Agua Fría, Cordoncillo, El Caliche, El Malcote, El Quebracho, El Tigre, La Vegona, Llanetíos, Llano Grande, Río Amarillo, Pinalito, Sesesmil I, Sesesmil II, y Sompopero.

Fuente: Centro de Estudio para la Democracia.