Contrario a Honduras, Panamá investigó antes de confiscar grupo empresarial

Mientras en Honduras el Ministerio Público se dedicó a confiscar los bienes de un grupo empresarial señalado por lavado de activos en Estados Unidos, en Panamá la Fiscalía hizo un trabajo más serio: Investigó los hechos y ahora está pidiendo sobreseimiento al no encontrar indicios de delito.

Tras la finalización de la fase de investigación realizada por la Fiscalía Primera Especializada en Delitos relacionados con Drogas efectuada al Grupo Wisa Internacional, esta entidad del Ministerio Público le remitió al Órgano Judicial el expediente en el que solicita declare en sobreseimiento provisional a los involucrados en el caso.

La Fiscalía, que abrió la investigación por blanqueo de capitales y asociación ilícita, tras atender una solicitud por parte del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos de América, manifestó a través de un comunicado que “los medios de justificación acumulados no son suficientes para comprobar el o los hechos punibles investigados”.

En Honduras, en una situación similar, el Ministerio Público no siguió el ejemplo de Panamá y no investigó  a fondo los hechos que el Departamento del Tesoro le imputaba a los socios de Grupo Continental.

Lejos de eso,  persiguió y despojó de gran cantidad de bienes y empresas, lo que provocó una caída en el Producto Interno Bruto (PIB) y dejó en la calle, sin empleo, a miles de empleados de las compañías afectadas.