Barbara Lee, representante demócrata para el Distrito 13 del Congreso de California, manifestó su malestar ante los hechos sucedidos el fin de semana pasado en la frontera entre Estados Unidos y México.

Las aseveraciones de Lee surgen después de que agentes estadounidenses rociaran con gases lacrimógenos a los migrantes que intentaban cruzar la frontera sur de Estados Unidos. Mediante un tweet, señala que estas acciones son atroces y grotescas. Agregó que se comunicó con inspectores de Naciones Unidas con el propósito de revisar los sucesos.

“El uso de gas lacrimógeno en contra de mujeres y niños en la frontera es una atrocidad. Es una violación de los derechos humanos. Y es una traición grotesca de nuestra promesa fundacional, como una nación construida por inmigrantes. He llamado a los inspectores de las Naciones Unidas en la frontera, y reitero ese llamado hoy”, advirtió Lee.

Esta no es la primera vez que Barbara Lee se pronuncia a favor de los migrantes, ya que abiertamente ha dicho que está en contra de la cruel política de Trump, que solo atemoriza y maltrata a los solicitantes de asilo.