La empresa encargada de montar los andamios en la catedral de Notre Dame confirmó este miércoles los especialistas en la restauración incumplieron la prohibición de fumar en el edificio.

“Algunos colegas violaban esta prohibición de vez en cuando y lo lamentamos, pero se descarta que una colilla de cigarrillo mal apagado provocara el incendio”, dijo portavoz de Le Bras Fréres, Marc Eskenazi.

La violación de la regla se registró porque los encargados de la restauración necesitaban mucho tiempo para bajar y volver a subir al lugar de trabajo para fumar.

De la misma manera se desmintieron la versión de los investigadores, que la causa del fuego se debió a un cortocircuito en el mecanismo de un ascensor provisional.