Tremenda noticia se ha confirmado en las últimas horas con el caso de José Virgilio Sánchez Montoya, alias “El “Pechocho”.

¿Qué se confirmó? El Pechocho es el reo que tendría que haber estado en El Pozo y no en la calle delinquiendo.

¿Qué fue lo que pasó? Al parecer el tal Pozo no es la carcel de la máxima seguridad que le han vendido a los hondureños. Resulta que mediante un proceso de identificar sus huellas dactilares, las pesquisas confirmaron que el pandillero recién capturado tiene las mismas huellas dactilares a las del recluso que estuvo en San Pedro Sula por la masacre en la zapatería y que recibió 500 años de prisión.

“El Pechocho” fue capturado el pasado 27 de mayo en la colonia Jardines del Valle de San Pedro Sula, norte de Honduras, pero su arresto causó confusión desde el inicio porque tenía el mismo nombre y alias de un recluso del nuevo centro penitenciario de Ilama, Santa Bárbara, occidente de Honduras.

Las preguntas: ¿Si fue trasladado a El Pozo en Santa Barbara, cómo es que fue recapturado? ¿Si ya tenía condena de 500 años como es que estaba en la calle delinquiendo?

EL DATO

Fue el 28 de mayo que el Instituto Nacional Penitenciario aseguró que este pandillero “cumple una condena de más de 500 años de cárcel junto a otros 65 líderes criminales recluidos en esta cárcel de máxima seguridad” y que guarda prisión en “El Pozo” desde septiembre de 2016. ?

Te puede interesar: Capturan a pandillero que había sido trasladado a El Pozo.