Madrid, España. En los tribunales de Madrid fue juzgado un hombre quien podría recibir 14 años de prisión, por el delito de homicidio en grado de tentativa, al intentar matar a su hijo por negarse a dejar de estudiar.

Saliu B, es el padre del joven de 18 años originario de Guinea Bissau, quien habría apuñalado a su hijo varias veces tras una discusión familiar en la su casa de habitación.

Según las autoridades, el hecho se dio tras la negativa del joven por negarse a dejar sus estudios y dedicarse a trabajar.

El progenitor molesto procedió apuñalarlo en el abdomen sin que pudiera acaso defenderse, luego del hecho el mismo padre fue quien procedió a dar aviso a la Policía de lo sucedido.

La pronta intervención de los médicos auxiliares hizo que el joven no muriera al encontrarse gravemente herido y casi inconsciente.

Hasta ahora el condenado asegura que el actuó en defensa propia ya que la agresión es producto de un forcejeo cuando intentaba defenderse de su hijo.