CSJGraves denuncias de sobornos, de compra y venta de diputados de partidos de oposición, amenazas y chantajes fueron lo que más se vio en esta atípica elección de la nueva Corte Suprema de Justicia.

En una primera votación la oposición (Libre y PAC) se vio unida y no permitieron que fueran electos los nuevos magistrados, quienes la mayoría de ellos no pasaron la pruebas del polígrafo y fueron escogidos por compadrazgos políticos.

Con el paso de los días las presiones fueron aumentando para los diputados de la oposición. Es aquí, cuando el periodista David Romero denuncia y pública varios cheques a favor de diputados de la oposición por montos más arriba de 10 mil dólares.

Dos diputados de Libre, Dennis Sanchez y Esdras López fueron los primeros en no seguir la línea establecida por las autoridades de Libre y votaron a favor de los magistrados propuestos por liberales y nacionalistas.

En el Partido Anticorrupción, también salieron cuatro diputados que podrían haber sido chantajeados, sobornados o intimidados, tal como lo denunció su propio presidente, Salvador Nasralla.

Kritza Perez, Ana Fortín, Oscar Palacios y Marlene Alvarenga fueron los diputados que tampoco no siguieron las directrices de sus autoridades y votaron a favor de 8 nacionalistas y 7 liberales.

Hoy se instala una CSJ negociada entre los dos partidos tradicionales, en donde casos como el Seguro Social quedarán en veremos si estas personas investigan a sus mismos correligionarios.