Comer más saludable puede salvar al mundo del cambio climático

LONDRES (Fundación Thomson Reuters) – La población mundial debe cambiar drásticamente las dietas para evitar daños “potencialmente catastróficos” en el planeta, advirtieron los científicos.

La producción mundial de alimentos es la mayor tensión en la tierra causada por los seres humanos y la agricultura insostenible ya está impulsando el cambio climático, la deforestación y la pérdida de biodiversidad, según un importante proyecto encargado por la revista de salud The Lancet.

Como los investigadores advirtieron que las personas deben reducir drásticamente la cantidad de carne que comen para vivir de manera sostenible, aquí está la razón por la cual el suministro de alimentos es clave para controlar el cambio climático:

EMISIONES AGRICOLAS

Los expertos estiman que la producción de alimentos genera aproximadamente una cuarta parte de todas las emisiones de gases de efecto invernadero. La ganadería para carne y productos lácteos representa más de la mitad de ese total, con un 14,5 por ciento de todas las emisiones, y el ganado es el mayor infractor.

USO DEL SUELO

La agricultura es el principal impulsor de la deforestación, eliminando los bosques que reducen el cambio climático al absorber y almacenar el carbono. El ganado ocupa la mayor parte del espacio, ya que las tierras se utilizan para cultivar alimentos para animales y para el pastoreo utilizan casi el 80 por ciento de todas las tierras agrícolas.

USO DEL AGUA

Alrededor del 70 por ciento del agua dulce del mundo se utiliza para la agricultura, y se espera que el cambio climático incremente la cantidad de personas que enfrentan la escasez de agua. Una agricultura más eficiente podría reducir el uso del agua, ayudando a enfrentar los desafíos climáticos.

RESIDUOS

Se desperdicia hasta un tercio de todos los alimentos, con un total de alrededor de 1.300 millones de toneladas por año. Produce emisiones innecesarias y significa que los alimentos no llegan a quienes los necesitan. Los expertos predicen que la cantidad de desperdicio de alimentos aumentará aún más sin acción.

UNA POBLACIÓN CRECIENTE

Se espera que la cantidad de personas en la tierra crezca a 9.8 mil millones para 2050, lo que aumenta la presión sobre los recursos mundiales. Se estima que la producción mundial de alimentos tendrá que duplicarse para seguir el ritmo de los cambios demográficos.

Fuentes: Banco Mundial, Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, Boston Consulting Group, Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas, Panel Mundial sobre Agricultura y Sistemas Alimentarios para la Nutrición, ONU-Agua.