KIEV, Ucrania (AP) — Volodymyr Zelenskiy ha sido comediante desde hace más de 20 años en Ucrania, a veces imitando a políticos en sus monólogos humorísticos. Así que cuando su compañía de producción necesitaba a un actor para hacer el papel de un ciudadano común y corriente que de pronto se convierte en presidente, Zelenskiy fue la opción natural.

Pero como ejemplo de que la vida imita al arte mucho más que lo contrario, la estrella de cine y televisión de 41 años que interpreta al mandatario en una popular serie televisiva es el candidato favorito a la presidencia de Ucrania. Es un papel que Zelenskiy toma en serio.

“Hay corrupción por todas partes. Necesitamos reducir sus efectos en el gobierno, en la vida de las personas”, dijo el candidato durante una entrevista con The Associated Press en la que delineó sus planes para frenar un éxodo de ucranianos subiendo los salarios e instalando internet en aldeas remotas.

Zelenskiy argumenta que su falta de experiencia política es una ventaja en un ambiente electoral donde las esperanzas de los votantes por un mejor futuro han sido frustradas. El candidato se describe como una “nueva cara” y dice que su participación en la contienda presidencial inyectó un poco de “emoción” a la política ucraniana. También desestimó los argumentos que indican que él está controlado por un banquero poderoso liado en un tira y afloja con el presidente actual, Petro Poroshenko.

En “Sirviente del pueblo”, serie televisiva en la que tiene el papel estelar desde el otoño del 2015, Zelenskiy interpreta a Vasyl Holoborodko, maestro de secundaria que de pronto llega a la presidencia luego que un video estudiantil donde él denuncia la corrupción pública se hace viral.

El programa está lleno de humor crudo e insultos, pero aunque el presidente Holoborodko no tiene experiencia, es un buen líder y trata honestamente de servir al pueblo. No está claro qué tanto tuvo que ver la popularidad del personaje con el éxito de la campaña de Zelenskiy, o si los ucranianos ansiaban tener a un presidente como el personaje televisivo debido a que están hartos de la actual elite política.

En sus monólogos humorísticos, Zelenskiy frecuentemente se burla del presidente actual. La mordaz sátira ha promovido su popularidad e irritado al presidente, quien se quejó con el comediante diciéndole que sus bromas eran injustas, de acuerdo con Zelenskiy.

Riéndose, Zelenskiy desestimó tanto a Poroshenko como a la otra candidata principal, la ex primera ministra Yulia Tymoshenko, calificándolos de “páginas volteadas”. Se mostró confiado de poder derrotar a cualquiera de los dos.

“La gente está cansada de la vieja guardia, para decirlo de alguna manera”, dijo.
Encuestas recientes indican que Zelenskiy está remontando por encima de Poroshenko y Tymoshenko de cara a la elección del 31 de marzo.

Un sondeo electoral de cuatro respetadas agencias de encuestas en Ucrania indica que 21,9% de los encuestados apoyan a Zelenskiy, quien tiene la mayor cantidad de apoyo. Tymoshenko tenía el respaldo del 19,2%, y Poroshenko estaba en tercer lugar con 14,8%. Otros 34 candidatos se dividían el resto de los votos.