Colombia: Militares absueltos por violar a una niña indígena

Colombia: Militares absueltos por violar a una niña indígena

Siete militares colombianos que violaron a una niña indígena eluden la prisión por miedo a represalias

Militares absueltos por violación de niña indígena Indigena protesta en Colombia Foto: PABLO RODRÍGUEZ (EFE) / EPV
katherinemena
  • Katherine Mena | 30-06-2020.3:20 pm.

Siete soldados del Ejército colombiano son acusados por la violación de una menor de edad del pueblo Embera, Chamin. Sin embargo, no pagaran su deuda con la justicia. En respuesta al abuso sexual que fue sometida la menor y la impunidad del caso se han desatado movimientos en las calles y redes sociales con etiquetas #Embarequémos y #EjértcitoViolador.

Según relatos del gobernador Queragamla, la menor de edad fue secuestrada y violada el lunes pasado en el caserío de Santa Cecilia, en el departamento de Risaralda por siete militares uniformados y altamente armados. Un hecho que ha sido repudiado por la sociedad indígena y diversos grupos feministas que se han unido para exigir justicia.

“Esto no solo es una agresión para nuestra niña y su dignidad como ser humano y miembro de un pueblo ancestral, sino que ha sido una agresión para todo nuestro pueblo embera katio y un acto que defrauda la confianza que hemos depositado en ellos como representantes del Estado”, añadió el gobernador.

La acción violenta trascendió gracias a una denuncia de la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC), que relató lo ocurrido en la comunidad de Santa Cecilia, en el pequeño departamento de Risaralda (centro-occidente del país).

Ciudadano denuncia como guardias de seguridad agreden a una niña

 

Los movimientos sociales no han desistido en las exigencias de justicia sobre el inhumano crimen. Las movilización, que se han convertido habituales y han tomado fuerza, las frases “Dai kakakua uadaibayo” traducida como “nuestro cuerpo se respeta” resuenan en las principales calles de Medellín, Cali y  Bogotá. Acompañadas con fotografías de rostros cubiertos con manos humanas, pancartas con mensajes alusivos como “Fiscalía cómplice de violadores corruptos asesinos”  y plantones en diferentes puntos de Colombia.

El mayor general Luis Mauricio, asegura que los miembros del pelotón involucrados en la investigación son soldados regulares, entre 18 y 21 años, que se encuentran prestando el servicio militar obligatorio.

Recientemente el portavoz judicial del tribunal de justicia del pueblo Rico encargado del caso, rechazó la petición de la fiscalía de decretar prisión a los siete miembros del ejército de Colombia. Explicó que se busca la seguridad de los imputados ante posibles represarías.  Los involucrados en el crimen aceptaron los cargos por el delito de acceso carnal abusivo, seis de ellos en calidad de autores y uno más como cómplice.

Asimismo Marta Lucía Ramírez, vicepresidenta de Colombia, declaró el viernes pasado que está en desacuerdo con la acusación a los militares que hizo la Fiscalía porque no corresponde al delito cometido por los militares.

“Estoy totalmente en desacuerdo, aquí hay una violación, no se trata de un abuso no violento, tenemos que llamar a las cosas por su nombre”, dijo Ramírez.