El presidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), Juan Carlos Sikaffy, aseguró que las constantes jornadas de protesta le han costado diez mil millones de lempiras.

Según el empresario, más de 50 días de paros y protestas en los principales ejes carreteros representan un duro golpe a la economía.

“Déjenos trabajar, no le roben al pueblo hondureño, el hondureño está hastiado”, dijo Sikaffy.

Indicó que ya no aguantan más la situación que se está saliendo del control a las autoridades.

“El país y la empresa privada no podemos seguir en esta incertidumbre que afectan especialmente al empresario más pequeño”, apuntó.