Empleados de la Comisión para la Promoción de la Alianza Público – Privada (Coalianza) realizaron acciones de protesta exigiendo tres meses de salarios atrasados, entre otras prebendas laborales.

Los burócratas aseguran que autoridades de la institución se han llamado al silencio ante la crisis económica por la falta de proyectos.

Además, de los tres meses de salarios atrasados les adeudan el décimo cuarto mes.

En respuesta a las exigencia, los empleados de Coalianza han recibido amenazas de despidos.

La problemática en la entidad se dio a conocer hace unos meses, cuando el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) denunció un nido de corrupción.

Se estima que los fondos destinados para Coalianza eran utilizados para proyectos sociales, descapitalizando la institución.